El fin del default entusiasma a los inversores, optimistas ante la colocación de deuda

El avance hacia el capítulo final para el cierre del conflicto generó un buen clima; el Merval terminó la semana con un avance del 7,6%, impulsado por las acciones bancarias
Paula Premrou
(0)
17 de abril de 2016  

Los mercados celebraron el fallo favorable de la Cámara de Apelaciones de Nueva York que libera el camino para que la Argentina pueda pagarle a los holdouts y comenzar así a cerrar el capítulo del default. Los precios de los bonos en dólares se dispararon anticipando una fuerte demanda para la colocación de US$ 15.000 millones que realizará el país en los mercados internacionales en los primeros días de esta semana. Todo indica que podría hacerse a tasas inferiores al 8% para el plazo de diez años. El riesgo país, que había promediado un nivel de 450 puntos básicos entre principios de marzo y los primeros días de abril, bajó 40 puntos básicos en la semana y volvió a niveles que no se registraban desde noviembre de 2007.

Hubo euforia también en el mercado accionario, donde el Índice Merval cerró la semana con una suba del 7,6% impulsado por los papeles bancarios que ganaron 10.5% en promedio, las empresas eléctricas 5,6% en promedio e YPF, 9,6%. El interés en alza se vio reflejado también en los mayores volúmenes operados que subieron respecto a la semana anterior, aunque siguen por debajo de los niveles de marzo.

Todavía hay espacio para mayores subas en el corto plazo si se convalida el interés de los inversores globales en la colocación argentina. Las acciones buscarían testear los máximos registrados en los últimos meses que todavía están, en promedio, 15% por encima de los precios actuales. Para el mediano plazo, las expectativas son positivas si continúa avanzando el proceso de normalización financiera que debería incluir como próximo paso la publicación de un programa fiscal y monetario mucho más detallado. Ya el viernes Moody’s anunció la suba de un escalón en la nota de la Argentina a "B3" desde "Caa1", ante la expectativa de que el país resolverá sus litigios con los acreedores, lo que resultará en la vuelta a los mercados de capital internacionales.

En el mercado cambiario, la mayor oferta de dólares por la liquidación de los exportadores, sumado a la política de tasas altas que viene implementando el Banco Central desde principios de marzo, llevaron a una nueva baja del dólar mayorista que cerró el viernes en $ 14,27 con una caída de 20 centavos. La autoridad monetaria mantuvo sin cambios las tasas de interés de las Lebac en su última licitación y todo apunta a que las mismas se mantendrán elevadas hasta que comience a evidenciarse una caída en la tasa de inflación. Estamos en los meses pico de suba de precios: en marzo treparon 3,3% en la Ciudad de Buenos Aires y, en abril, registrarían un alza aún mayor por el impacto de las nuevas tarifas de gas y transporte.

Tasas altas con dólar estable impulsan a las colocaciones en pesos, y las Letras del Banco Central son el instrumento ideal. Eso se ha visto reflejado en la creciente participación de los inversores minoristas en las últimas licitaciones. El spread entre la tasa que paga la autoridad monetaria y la que ofrecen los bancos es elevado, incrementando el atractivo de las Lebac. Los fideicomisos también son una alternativa apropiada para quienes tengan horizontes más largos de inversión y puedan inmovilizar tenencias por mayor tiempo, y aprovechar las tasas mayores al 30%.

El clima financiero internacional es propicio para la Argentina. En los Estados Unidos las probabilidades de que la Reserva Federal continúe subiendo las tasas de interés de corto plazo van bajando, de la mano de indicadores que siguen sin mostrar presiones inflacionarias. Por otra parte, los temores por la salud de la economía china –que impactaron sobre el mercado en las primeras semanas del 2016– se han ido disipando gradualmente. Ello ha impulsado una recuperación en el precio de los commodities que han rebotado fuerte desde sus mínimos.

También ayuda la fuerte mejora de los activos brasileños observada desde principios de marzo que hacen que la Argentina vuelva a parecer atractiva en la comparación entre ambos países. Durante la última semana, la bolsa brasileña subió 6,5% en dólares apostando a que hoy la Cámara de Diputados votará a favor del "impeachment" de Dilma Rousseff. El Índice Bovespa acumula desde sus mínimos de enero una suba del 41% en reales y del 64,4% medida en dólares, ya que el real en ese lapso cayó de R$ 4,14 a $ 3,47.

La mirada de los inversores mundiales estará puesta en lo que ocurra hoy en Doha donde se realiza la cumbre de países petroleros que podría decidir un congelamiento en los niveles de producción que sostenga la reciente recuperación del precio del crudo que acumula una suba superior al 50% desde sus mínimos. También será clave la temporada de balances en los Estados Unidos que comenzó la última semana y que ganará ritmo en los próximos días con las publicaciones del Q1 de Goldman Sachs, Morgan Stanley, Netflix, Mac Donalds y GE entre los más destacados.

Desde comienzos de marzo, el Bovespa brasileño comenzó un fuerte proceso de apreciación por la situación política que se definirá pronto
Desde comienzos de marzo, el Bovespa brasileño comenzó un fuerte proceso de apreciación por la situación política que se definirá pronto

www.portfoliopersonal.com

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.