El FMI se alineó con Alberto Fernández y aguarda detalles de su plan económico

Fuente: Archivo
Rafael Mathus Ruiz
(0)
12 de diciembre de 2019  • 12:43

WASHINGTON.- Luego del cambio de gobierno, el Fondo Monetario Internacional ( FMI ) dio vuelta la página y se alineó con el Presidente Alberto Fernández al indicar que comparte sus objetivos de reducir la pobreza y reactivar la economía, está enfocado "en el futuro", y aguarda conocer los detalles del plan económico que anticipó el ministro de Economía, Martín Guzmán, para ver cuál es la mejor forma en la que puede ayudar a la Argentina.

El director de Comunicaciones del Fondo, Gerry Rice, dijo en su tradicional conferencia de prensa, la última del año, que las conversaciones de las últimas semanas con funcionarios del nuevo gobierno y el propio Fernández habían sido "constructivas", incluida la reunión secreta, cara a cara, que tuvo Guzmán con la directora Gerente, Kristalina Georgieva, y el jefe de misión para la Argentina, Luis Cubeddu, antes del cambio de administración.

"Durante todas estas conversaciones, la Directora Gerente remarcó que compartimos los objetivos de perseguir políticas que reduzcan la pobreza y alienten el crecimiento", definió Rice.

Pero Rice evitó dar más definiciones o brindar detalles sobre las nuevas negociaciones o el futuro del histórico programa por US$ 57.000 millones, bajo el argumento de que en el Fondo quieren esperar a "entender mejor los planes" del nuevo gobierno para determinar cuál es la mejor forma en la cual el Fondo puede "ayudar" al país. Rice insistió en que el organismo quiere "un mejor futuro para la Argentina, y para los argentinos".

"Estamos listos para continuar los intercambios", remarcó. "Creo que es importante que no nos adelantemos. Es temprano, y el nuevo gobierno está tomando posición. Lo importante es escuchar las prioridades y los planes de las autoridades argentinas y dónde pondrán énfasis. Ciertamente respetamos eso en el FMI, queremos escuchar eso y cuáles son los detalles en el área fiscal y otras áreas", ahondó.

Georgieva mantuvo contactos además con expertos para discutir el caso argentino, indicaron fuentes del orgainsmo, entre ellos, el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, mentor de Guzmán y uno de los economistas predilectos de la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

Fracaso

Rice también evitó entrar en polémicas respecto de si el acuerdo stand-by firmado por el gobierno de Mauricio Macri, que imprimió un fuerte ajuste fiscal y monetario en la economía, había sido un total fracaso, tal como sostiene el nuevo gobierno y varios analistas. Guzmán, ayer, había dicho que en el Fondo coincidían con esa visión. Pero Rice fue menos taxativo.

"Ciertamente reconocemos y lo hemos hecho por algún tiempo que la Argentina enfrenta circunstancias desafiantes, y la contracción económica ha tenido importantes efectos sociales. Y como Kristalina Georgieva ha enfatizado, dado el aumento de la pobreza, apoyamos plenamente los planes de la Administración Fernández para apoyar la dimensión social", remarcó.

"Reconocemos que Argentina enfrenta muchos desafíos difíciles. Hemos tratado de apoyar a Argentina lo mejor que podemos, y continuaremos tratando de apoyar a Argentina y al pueblo de Argentina lo mejor que podamos", dijo luego, cuando los periodistas insistieron con la misma pregunta. "Estamos enfocados en el futuro", cerró.

Luego de cuatro meses de impasse, el programa argentino se prepara ahora para salir del limbo. El Fondo y el gobierno de Fernández han abierto un nuevo canal negociaciones para resucitar el acuerdo stand-by de Macri con ese primer encuentro entre Guzmán, Georgieva, y Cubeddu.

Las definiciones que ofreció Guzmán en su primera conferencia de prensa como ministro de Economía marcaron los lineamientos de un programa económico "integral" y "consistente" que terminará de pulir junto a su equipo. Es lo que piden desde hace tiempo los inversores y también el Fondo Monetario. Guzmán se preocupó por reiterar el nuevo mantra oficial que envolverá a ese plan: la Argentina necesita crecer para poder afrontar sus compromisos. El Fondo, por ahora, pareció aceptar esa premisa.

"Para poder pagar hay que tener capacidad de pago, y para tener capacidad de pago la economía se tiene que recuperar", afirmó en la conferencia de prensa.

Guzmán dijo que la Argentina está en "virtual default" y buscará un acuerdo rápido con los bonistas. La negociación, indicó, se dará dentro del paraguas dentro del programa con el Fondo. Es el mismo modelo que siguió Ucrania, y era, también, algo que querían los inversores. Un acuerdo con el Fondo le dará al mercado cierta garantía sobre el sendero fiscal que recorrerá la Argentina, del cual depende la sustentabilidad de la deuda.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.