El futuro de GoPro: cómo la marca de cámaras portátiles busca sobrevivir para competir con los celulares