El Gobierno decretó el final de la doble indemnización

Aunque la norma genera una baja en el costo laboral, no se prevén cambios significativos
(0)
11 de septiembre de 2007  

El Gobierno decidió oficialmente ayer poner fin al régimen de la indemnización adicional a través de un decreto, que recibió el apoyo de los empresarios y de los analistas privados, por brindar "certeza" en materia de costo laboral, aunque sin que se prevea un cambio importante en materia de contrataciones y despidos.

El ministro de Trabajo y flamante candidato a diputado nacional, Carlos Tomada, fue el encargado de formular el anuncio: "Se logró bajar la desocupación por debajo de dos dígitos en cualquiera de sus indicadores; por lo tanto, hemos estado reunidos con el señor Presidente, quien firmó el decreto 1224, con relación al plus indemnizatorio, dando cumplimiento al artículo 4º de la ley 25.972", indicó.

El funcionario explicó que el descenso del desempleo "es el resultado del crecimiento del empleo durante más de 50 meses consecutivos". La medida provocó una inmediata catarata de comunicados de adhesión por parte de las entidades empresariales que querían saber si la denominada "doble indemnización" (aunque en rigor ahora sólo regía un plus del 50%) había caído o no.

El propio Gobierno agregó cierta confusión cuando hace algunas semanas, tras la difusión del dato de desocupación del segundo trimestre (que fue del 8,5%, según el Indec), el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, afirmó que no hacían falta normas aclaratorias porque "la doble indemnnización ya no tiene razón de ser".

El decreto, firmado por el presidente Néstor Kirchner en una reunión con Tomada, Fernández y el secretario Legal, Carlos Zannini, afirma que con el desempleo en un dígito "corresponde declarar cumplida la condición prevista en el artículo 4° de la ley 25.972".

Ese artículo dice que los empleadores debían pagar a los trabajadores contratados antes del 1° de enero de 2003, en caso de ser despedidos, un "porcentaje adicional", fijado por el Ejecutivo en el doble de la indemnización corriente. Desde fines de 2005 ese porcentaje bajó al 50%.

La Confederación General del Trabajo (CGT) declamó que la doble indemnización seguía vigente, pero ayer Tomada dijo que el decreto, que tendrá efecto pleno a los ocho días corridos desde su publicación en el Boletín Oficial, otorga "precisión a efectos de darle certidumbre jurídica a la fecha de entrada en vigor". El funcionario descartó que se puedan producir despidos masivos por el actual escenario de crecimiento macroeconómico y, por el contrario, recordó que "sectores empresariales, muchos de ellos, han señalado que lo que necesitaban para crear, incluso alguno habló de hasta 500.000 puestos de trabajo, era aclarar este tema de la doble indemnización".

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain, expresó a LA NACION que "esta medida otorga más competitividad al sector porque achica el costo laboral, pero no cambiará demasiado el panorama actual" en materia de contrataciones. "En la medida en que la economía siga creciendo, habrá mayor demanda de mano de obra", aclaró.

En tanto, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la Cámara Argentina de Comercio (CAC) y la Asociación de Dirigentes de Empresa (ADE) -que había hecho una presentación en la Justicia para demandar el final de la doble indemnización- también expresaron su "satisfacción" por el anuncio.

Por su parte, los especialistas Ernesto Kritz, Juan Luis Bour y Artemio López indicaron a LA NACION que no prevén cambios en materia de contrataciones o despidos a partir de esta norma, más allá de casos especiales. "El problema ahora es retener a la gente, no lo contrario", indicó Kritz, presidente de la Sociedad de Estudios Laborales (SEL); con términos parecidos, Juan Luis Bour, de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), dijo que "no se puede pensar en despidos masivos, aunque con el decreto persiste cierta indefinición respecto de lo que pueda ocurrir si el desempleo vuelve a los dos dígitos". Finalmente, Artemio López opinó que difícilmente este año se revierta el dígito logrado a principios de año. "Kirchner se va a ir con una tasa real del 9% de desempleo", afirmó.

En el campo jurídico, las discusiones se mantendrán, ya que algunos abogados defenderán el pago de la indemnización simple desde que se conoció el desempleo en un dígito, mientras que otros afirmarán que rige a partir de este decreto.

"Cuando se conoció el dato del Indec, no había discusión legal. Este decreto sólo es una señal política del Gobierno para cerrar el tema", señaló el abogado Glauco Marqués, socio del estudio Adrogué, Marquez, Zabala & Asociados.

Sin embargo, su colega Juan Carlos Cerutti, del estudio Andino & Dorato, opinó que "el decreto es positivo porque deja en claro que no hay retroactividad, como temían algunos, y que la indemnización simple rige desde ahora".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.