El Gobierno dispuso el fin del plan Canje de autos

Los certificados no canjeados se podrán usar hasta el 31 de octubre.
Los certificados no canjeados se podrán usar hasta el 31 de octubre.
(0)
29 de marzo de 2000  

El Gobierno decretó ayer la muerte del plan Canje, establecido en 1999 para impulsar la reactivación de la industria automotriz. La medida regirá un día después de su publicación en el Boletín Oficial, posiblemente mañana o pasado mañana.

Desde ese momento no se entregarán más certificados para la compra de unidades cero kilómetro de automóviles y utilitarios, con excepción de camiones, anunció ayer el secretario de Hacienda, Mario Vicens.

Quienes aún tengan en su poder los certificados, por haber enviado a desguace su automóvil de más de 10 años, tendrán tiempo para usarlo en la compra de una unidad cero kilómetro hasta el 31 de octubre próximo.

Los certificados de desguace y destrucción aún no utilizados en poder de particulares ascienden a unos 165.000, dijo la secretaria de Industria, Débora Giorgi, al anunciar la firma del decreto por parte del presidente Fernando de la Rúa.

Las terminales automotrices tendrán plazo hasta el 1º de enero de 2001 para solicitar del Gobierno los bonos, que les sirven para pagar parte de sus impuestos.

El plan Canje permitió a quienes mandaron a destrucción un auto de más de 10 años comprar un cero kilómetro, con un descuento que comenzó en $ 4840 y que luego se fue reduciendo.

Con esa medida, los consumidores tuvieron un ahorro importante para la adquisición de un modelo nuevo. El costo fue afrontado por las terminales y el Estado.

Para Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Auto, "es una mala noticia. Estamos programando los planes de producción para exportar el Siena a Brasil, y ahora deberemos ponernos a trabajar sólo para la demanda interna, que crecerá explosivamente".

Dijo que analizarán si dejan de lado el plan de suspensiones de personal programado, dado que cree que no podrá satisfacer la demanda. "Pero ocurre que no podemos contratar gente y despedirla en cuatro meses, la planta no puede funcionar de a ratos", se quejó.

En una conferencia de prensa, Vicens, Giorgi y el subsecretario de Política Tributaria, Juan Carlos Gómez Sabaini, dijeron que hasta el momento el plan Canje tuvo un costo fiscal total de $ 1000 millones, por la entrega de certificados para la compra de 340.000 unidades cero kilómetro.

Justificación oficial

Vicens justificó la medida en tres puntos: la fijación de reglas de juego estables para la industria automotriz en el Mercosur, a partir del acuerdo con Brasil; el costo fiscal importante que significa el mantenimiento del programa, y el impacto que tendrá en la producción automotriz la normalización del crédito para la compra de autos cero kilómetro.

"Nunca habría puesto en marcha un plan de este tipo", dijo Giorgi. "Es un disparate (la medida del Gobierno), porque el plan no tiene costo fiscal", dijo a La Nación su antecesor, Alieto Guadagni.

Giorgi señaló que de los 340.000 certificados de desguace entregados sólo se utilizaron 175.000. Estos datos no concuerdan con los suministrados por la asociación que agrupa a los fabricantes de automóviles, Adefa.

Hasta el momento, las terminales usaron unos 250 millones de pesos para pagar impuestos, y conservan en su poder otros 200 millones para cancelar sus obligaciones fiscales. Las 165.000 unidades que se deberán entregar y fabricar por medio del plan Canje representan un costo fiscal de unos 500 millones de pesos, agregó la funcionaria.

Para Guadagni, la cuenta que hace el Gobierno "está mal hecha. Es un disparate sacar el plan, más que nada por los problemas de seguridad y de contaminación. Debe haber un fiscalista que está sumando y restando, pero lo está haciendo mal", dijo.

El ex funcionario explicó que el cálculo hecho en octubre de 1999, cuando por cada auto vendido con el plan el Estado ponía $ 1120, daba como resultado que por cada vehículo vendido el superávit fiscal por los nuevos ingresos que genera esa venta era de $ 3061.

Rattazzi opinó que el cálculo que hizo Guadagni es correcto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.