El Gobierno y los fondos buitre NML y Aurelius llegaron a un acuerdo por US$ 4653 millones