El Indec escondió 2,3 millones de pobres

La diferencia, que surge al relevar 31 centros urbanos, se daría sólo por subestimar la inflación
(0)
23 de diciembre de 2009  

Sólo por el hecho de subestimar el índice de inflación, los datos oficiales habrían ocultado en el primer semestre del año alrededor de un millón de pobres en el área metropolitana, y 2,3 millones si se considera el total de los centros urbanos, donde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) realiza la encuesta a hogares, de la que se obtienen los datos. Las diferencias surgen de una estimación realizada por la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).

El estudio indica que, siguiendo otra evolución de precios de la canasta básica de productos (la del índice elaborado por FIEL), la pobreza llega al 20,8% de los habitantes de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, mientras que en el total de los centros urbanos medidos (son 31) el índice trepó al 23,1 por ciento. Según el informe que en su momento había dado el Indec esas tasas eran del 11,6 y del 13,9%, respectivamente. Así, las diferencias son de 8,4 y 9,2 puntos porcentuales en cada caso.

El informe privado se realizó utilizando la base de datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), que días atrás publicó el cuestionado organismo estatal de estadísticas (luego de no haberlo hecho durante dos años). De esa fuente surgió la información sobre la composición, los ingresos y la ubicación geográfica de los hogares. La situación de cada familia luego se cruza con el valor que tendría una canasta básica que cubra necesidades básicas: es la evolución de los precios de esos productos lo que difiere y lo que explica las diferencias entre los índices del Indec y los difundidos ayer por FIEL. Por ejemplo: para el Indec, una familia integrada por un matrimonio joven y dos niños necesitaba a junio último $ 1007,3 para no ser pobre; para FIEL, ese valor ascendía a $ 1556,20.

La tasa de indigencia que surge del trabajo del centro de estudios privado resultó del 7,3%, mientras que oficialmente se había anunciado un índice de sólo el 4% para el total de las ciudades incluidas en la encuesta. En el área metropolitana, las tasas fueron del 5,9 y del 3,5%, para FIEL y para el Indec, respectivamente.

El economista jefe de FIEL, Juan Luis Bour, explicó que es discutible cuál es la canasta de productos que una familia necesita para no ser indigente o pobre. La medición privada de precios toma en cuenta el mismo conjunto de productos que el Indec determinó, hace años ya, para estimar los indicadores sociales.

El otro punto es qué grado de credibilidad se les otorga a los datos que, después de mucho tiempo, el Indec accedió a publicar y que son la base para hacer investigaciones sobre la temática social.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.