El iPhone 6 Plus lleva a hacer las pases con el término phablet

El nuevo teléfono de Apple es una máquina que se presenta como más útil y versátil que otros smartphones o que notebooks y tablets
Farhad Manjoo
(0)
21 de septiembre de 2014  

NUEVA YORK.- Por cierto que la industria de tecnología podría haber encontrado una manera más bonita y menos chocante de referirse a los teléfonos inteligentes que son lo suficientemente grandes como para usarse como tabletas. Pero los phablets merecen su propio nombre descriptivo inolvidable. No son simplemente teléfonos de pantalla grande. Son un nuevo tipo de dispositivo de computación, una máquina que a menudo es más útil y más versátil que los teléfonos inteligentes o las notebooks.

Los phablets incluso podrían convertirse en el dispositivo de computación dominante en el futuro, el tipo de teléfono más popular en el mercado y quizá la única computadora que muchos necesitamos.

Ahora, yo hace mucho que he dicho que odio los teléfonos grandes. Pero esta semana decidí probar usar el último, el nuevo iPhone 6 Plus de Apple, con su pantalla de 5,5 pulgadas, como mi primera computadora para todo uso. Tuve que recurrir ocasionalmente a mi laptop para escribir mis artículos, pero terminé pasando entre 80 y 90% de mi tiempo computacional con el teléfono grande de Apple.

Si tiene los recursos y la paciencia para comprar una laptop, un teléfono inteligente y una tableta, hágalo. Pero si una raza alienígena se abalanzara sobre el planeta y obligara a los terráqueos a usar una sola computadora, yo elegiría el iPhone 6 Plus. Si busca una máquina para todo, un phablet como este no es una mala alternativa.

Apple no usa ese término, pero el 6 Plus, que sale a la venta el viernes, es más grande que el Samsung Galaxy Note original, el dispositivo que apareció en 2011 y que en general es considerado el primer phablet. Es obvio por qué Apple tuvo que hacer un phablet, un dispositivo del que sus ejecutivos y fans se burlaron por mucho tiempo. Pese a lo incómodo que es sostener un dispositivo grande como una bandeja de cafetería junto a la oreja, los phablets hechos por Samsung y otras compañías se han convertido en un éxito global.

La popularidad de la phablet podría reflejar la poca importancia de su parte telefónica: ¿quién habla por teléfono hoy en día? En cambio, dicen algunos observadores del mercado, un número significativo de la población mundial no tiene suficiente plata o no puede manejar un futuro tecnológico en el que todos tengamos tres dispositivos, una PC, una tableta y un teléfono. Mucha gente quiere una sola máquina.

Por el otro lado, un phablet tiene muchas limitaciones. Según el trabajo que haga hay muchas probabilidades de que no sea ni de cerca tan útil como su PC para un trabajo prolongado. Lo que es más, aunque es bastante delgado, el 6 Plus es alrededor de 27% más alto y 32% más ancho que el viejo buque insignia de Apple, el iPhone 5S. Eso significa que es un monstruo en su bolsillo.

Pero lo que le falta al iPhone 6 Plus de "bolsillibilidad" lo compensa con lo útil y accesible que resulta. El phablet, como el teléfono, es una máquina que siempre lleva con usted. Pero al igual que una tableta, tiene una pantalla lo suficientemente grande como para permitirle realizar muchas tareas más productivas.

En la última semana usé el 6 Plus para hacer prácticamente todo lo que hago normalmente con mi teléfono y laptop. Todas las mañanas me despierto, luego me hundo en mi oficina del phablet. Allí miro y toco mi pantalla todo el día. Pronto me encontré adoptando los hábitos de una vida sólo con phablet. Respondí al correo, investigué para mis artículos, leí mucho de la Red, trabajé con unas cuantas planillas de cálculo y, con la ayuda de un teclado físico agregado, incluso intenté escribir algunos de mis artículos en el 6 Plus.

El 6 Plus tiene dos ventajas respecto de teléfonos más pequeños y una ventaja primordial respecto de otros phablets rivales. Tipear es mucho más fácil en el 6 Plus, comparado con teléfonos más pequeños. Cuando uno sostiene el 6 plus con ambas manos en modo retrato y tipea con los pulgares, funciona perfecto.

La otra ventaja obvia respecto de teléfonos más pequeños es el tamaño de la pantalla. La del 6 Plus es lo suficientemente grande como para transformar actividades que son un poco desagradables en teléfonos pequeños en tareas que son casi cómodas en un teléfono (ver películas, leer documentos, mirar planillas de cálculo, leer correo electrónico).

La ventaja del 6 Plus respecto de otros phablets también es bastante obvia: usa el iOS de Apple, un sistema operativo que sigue siendo mucho más intuitivo y amigable que las interfaces de sus rivales.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.