El precio de las naftas está atrasado 15%, según las estaciones de servicio

Fuente: Télam
Por la inflación, los precios de los combustibles aumentaron 41% en el año; no habría un alza en los próximos días
Sofía Diamante
(0)
21 de diciembre de 2019  

Cuando quedan 10 días para finalizar el año, no hay previstos nuevos aumentos de precios de los combustibles antes de que comience 2020, aunque los dueños de estaciones de servicio advierten que los valores todavía están atrasados, como mínimo, 8%. Si además se decide actualizar el impuesto a los combustibles líquidos (ICL) por la inflación pasada, la diferencia de valores sería de 15%.

En 2019, el valor de la nafta aumentó en nueve ocasiones y sumó en total un 41%. Esto es menor al 55% estimado de inflación para el año y por debajo del 60% que se incrementó el tipo de cambio oficial.

Si bien las empresas dicen que todavía los precios están atrasados, YPF es realmente la que decide los aumentos, ya que tiene alrededor del 58% de participación de mercado. El nuevo presidente de la petrolera estatal, Guillermo Nielsen, todavía está analizando el estado de la compañía y un aumento de precios no está en carpeta en los próximos días.

El contexto de debate de la ley de Solidaridad y Reactivación Productiva, en el cual se dictó un congelamiento a las tarifas de gas y luz, tampoco generaría el ambiente ideal para anunciar un incremento de precios en los combustibles. Sin embargo, en el sector no creen que se establezca un congelamiento, como sucedió este año.

Con la sanción de la ley, hubo varios cambios normativos que se introdujeron que podrían modificar los valores. Dos de ellos son el incremento en la tasa de estadística (un impuesto a las importaciones), que aumentó de 2,5% a 3%, y la suba de retenciones de 6,67% a 8%. Esto se debe a que se eliminó el límite de $4 por dólar y a que a último momento se decidió bajar de 12% a 8% el derecho de las exportaciones a los hidrocarburos.

El incremento en la tasa de estadística afecta al sector porque, según datos de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra), se importa el 20% de toda la demanda de diesel en el país y entre el 10 y 15% de las naftas. Esto se debe a que, si bien la producción de petróleo creció en los últimos años gracias a la productividad de Vaca Muerta, todavía no hay suficiente capacidad de refinación para procesar toda la demanda.

En relación a las retenciones, la Argentina todavía no exporta grandes volúmenes de petróleo, pero el impuesto hace disminuir el precio local, ya que se toma como referencia el valor del Brent (la cotización internacional del barril de petróleo), menos lo que retiene el Estado si el crudo se exportase. En algunas empresas, sin embargo, hablan del precio de paridad de importación: el que habría si se tuviera que importar el barril de petróleo.

Igualmente, a medida que el país tienda a incrementar su producción, cada vez se tomará más en cuenta el precio de paridad de exportación que el de importación.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.