Por la crisis, crecen las franquicias low cost y el autoempleo

La dietética Grandiet está entre las marcas que más crecieron con el sistema de franquicias entre junio de 2017 y el mismo mes de 2018
La dietética Grandiet está entre las marcas que más crecieron con el sistema de franquicias entre junio de 2017 y el mismo mes de 2018
Sofía Terrile
(0)
27 de febrero de 2019  • 12:37

Con una valija y un escritorio en casa se puede ser franquiciado. El ABC de las franquicias cambió con la crisis y los números negativos del consumo, y ahora incluye los términos " low cost " y "auto empleo ".

Donde antes había oportunidad, hoy hay necesidad. El sector sigue creciendo, pero no por la expansión de la economía, sino por las personas que se quedan sin trabajo y deben salir a buscar una fuente de ingresos, según explican los expertos.

Por la coyuntura económica desfavorable, explica Nelson Pérez Alonso, de la consultora Claves, hubo modificaciones en la ponderación de los rubros. El más castigado fue la indumentaria, detalla. La gastronomía funciona, afirma, pero siempre en formato low cost, como en el caso de Costumbres Argentinas o Fábrica de Pizzas, aclara.

"El formato low cost surge de la posibilidad de acceder a un nivel de inversión que ya no está en US$150.000, sino que arrancan desde $40.000", dice Pérez Alonso.

La tendencia en tiempos de contracción del bolsillo, además, es apostar por las franquicias de "autoempleo", es decir, aquellas que no requieren contratar personas, añade el consultor. Aun así, las franquicias generaron 5930 nuevos empleos en 2018, según el informe de Claves, a partir de datos de Estudio Canudas y la Guía Argentina de Franquicias.

La gastronomía, además, fue el centro de las franquicias argentinas que están buscando oportunidades en el exterior tras la devaluación. Los que están en el sector aseguran que hay una cadena de carnicerías que está monitoreando locaciones en Uruguay y Paraguay, y que la cafetería y panadería Le Blé quiere atraer la atención de inversores de países vecinos.

A pesar del contexto, hubo franquicias que lograron crecer. Entre junio de 2017 y junio de 2018 abrieron 1956 franquicias. Según la consultora Claves, que elaboró el ránking a partir de la información de la Guía Argentina de Franquicias, estas fueron las 15 marcas que más avanzaron:

  • Rapipago (se crearon 600 puntos de venta)
  • Arlequín Helado (162 puntos de venta)
  • Grido Helado (96 puntos de venta)
  • Infopan (72 puntos de venta)
  • Supermercados Dia (61 puntos de venta)
  • Grandiet (56 puntos de venta)
  • Instituto Argentino de Peluquería (43 puntos de venta)
  • Publipan Argentina (35 puntos de venta)
  • Depi4ever (32 puntos de venta)
  • Fábrica de Pizzas (30 puntos de venta)
  • Kiosko de Empanadas y Pizzas (28 puntos de venta)
  • Colorshop (27 puntos de venta)
  • Instituto Centro Integral de Estética y Capacitación (26 puntos de venta)
  • Oxford Polo Club (25 puntos de venta)
  • Costumbres Argentinas (24 puntos de venta)

Cabe aclarar que el crecimiento de Rapipago se debe a que varios comercios de otras marcas integran sus servicios en sus cajas, como sucede en algunas cadenas de farmacias, por ejemplo.

"Las estimaciones para el 2019 prevén un crecimiento de alrededor del 10% en relación a las marcas, y un 7% en la expansión de nuevas franquicias, superando el crecimiento de la economía general", cierra el informe de Claves.

El top 5 de franquicias en la Argentina

Más allá de las que crecieron en 2018, hay un ranking de marcas que se mantienen como las preferidas para los franquiciados. Este es el top 5 de franquicias argentinas que elaboró la consultora Claves según cantidad de locales:

  • Rapipago: 4000
  • Laverap: 1447
  • Grido: 1404
  • Supermercados Dia: 608
  • Sei Tu Gelato: 330

Oportunidades de inversión

El informe presenta, además, oportunidades de inversión en el mundo de las franquicias. Por ejemplo, una de las que más crecieron en 2018, Costumbres Argentinas, requiere una inversión total de $3,28 millones y sus locales tienen una facturación promedio de entre $12 millones y $18 millones.

Una opción similar de inversión es la panadería y confitería Le Blé. La inversión total es de $3,5 millones y la facturación promedio de los locales es de $8 millones.

Por poco más de $2 millones, se puede adquirir una franquicia de Bonafide, cuyos puntos de venta facturan $5,5 millones. Por esa misma inversión, se puede abrir un local de Freddo.

Otras opciones más económicas son la Fábrica de Pizzas, que requiere una inversión de $850.000 y cuyos locales facturan, en promedio, unos $12 millones, y Grido ($950.000 de inversión y $5 millones de facturación estimada).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.