Coronavirus. Se reactivan industrias, pero con protocolos de higiene y sin el uso del transporte público

En esta nueva etapa se pondrán en marcha industrias aunque con protocolos de higiene y seguridad
En esta nueva etapa se pondrán en marcha industrias aunque con protocolos de higiene y seguridad Crédito: Ignacio Sánchez
Habrá más controles en el área metropolitana; calculan que un 70% de trabajadores volverá a su actividad y piden que las empresas se hagan cargo del traslado
Francisco Jueguen
(0)
9 de mayo de 2020  

Se terminó la etapa de "actividades esenciales". En el Gobierno afirmaron que la segmentación, tras la extensión de la cuarentena anunciada anoche por el Presidente, será sobre la base de parámetros que no distinguirán sectores, sino modalidades de vuelta al trabajo, transporte, pautas de higiene y protocolos de distanciamiento social para proteger a los trabajadores.

"Los protocolos de cada actividad deberán ser verificados y fiscalizados por cada gobernador para que se cumplan. Las grandes empresas deberán ocuparse del traslado de sus empleados, no queremos que se use el transporte público", dijo anoche Alberto Fernández, y precisó que habrá más restricciones y controles en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires.

A comienzos de esta semana, LA NACION adelantó que el Ministerio de Desarrollo Productivo, que conduce Matías Kulfas, ya tenía una lista de 1000 empresas. Kulfas estuvo reunido varias veces con las principales cámaras de distintos sectores, que le entregaron protocolos homogeneizados para casi todas las actividades. "En la lista hay de todos los sectores", contaron desde el Gobierno. Allí aseguraron además que casi todas las empresas grandes del país estaban incluidas entre las preparadas para el operativo retorno, una vez que Alberto Fernández diera luz verde.

Desde un primer momento, en el oficialismo ya habían señalado que se sumarían a la actividad la industria automotriz, autopartes, química, petroquímica, plástica, metalmecánica, cemento, textil, indumentaria y calzado, entre otros.

En el oficialismo calculaban al comienzo de esta semana que cuando arrancó la cuarentena solo podía trabajar el 43% de los trabajadores. Hasta hoy, lo hacían un 51%. "Podríamos llegar al 70% en mayo", confirmaron ayer en el Poder Ejecutivo. La decisión de saltar a una nueva etapa ya fue discutida entre el Presidente y su consejo sanitario también sobre la base de los crecientes pedidos de los actores económicos de apurar la flexibilización. Durante esta semana, por caso, la Asociación Empresaria Argentina (AEA) pidió en un comunicado enviado a los medios: "Deben alentarse acciones que posibiliten una vuelta ordenada al trabajo y la producción, manteniendo las medidas de protección a los trabajadores, preservando la seguridad de las personas y el distanciamiento físico".

"En el mundo de la producción hay un interés lógico para retomar la actividad productiva, pero hay un consenso de que se deba volver a la actividad con los resguardos necesarios ya que no va a ser igual que antes", explicó Kulfas.

"El desafío es resolver qué hacemos con el AMBA, donde está la mitad del empleo industrial. La industria hizo un esfuerzo muy grande y nos remitió muchísimos protocolos para analizar. Sobre esa base se está viendo qué actividades se pueden rehabilitar", agregó el ministro de Desarrollo Productivo en la radio.

"La clave va a estar en el transporte público. Hay que tratar de evitar que se vuelva a llenar porque es un factor de riesgo. Hay muchas alternativas: vehículos particulares, vehículos que dispongan las fábricas", concluyó.

Con solo diez días de cuarentena en marzo, la industria se desplomó un 16,8% anual, según informó el Indec esta semana. Abril, esperan los especialistas, será todavía mucho peor. Por caso, en medio de la cuarentena, el sector automotor vendió solo 146 autos diarios en el mes. En 2019, en medio de la crisis cambiaria, había vendido 1244 cada 24 horas. Dos años atrás, habían sido 2586 vehículos por día. Todo el complejo automotor ya está listo para la vuelta al trabajo, según fuentes privadas.

La Unión Industrial Argentina (UIA) informó esta semana que la ruptura de la cadena de pagos es dramática en el sector. Más del 60% de las empresas -de todos los tamaños- no produce (el dato es del 44% para las que además de no fabricar no vende); un 63% de las organizaciones muestra una fuerte caída de las ventas (pese a que la retracción por menor que sea llega a todas (un 95%) y un 77% tiene dificultades para pagar sueldos al 100% pese a los planes oficiales.

En el comercio la cosas no están mejor. La Cámara de Comercio y Servicios (CAC), que ya alertó sobre quiebras, desempleo y un posible "desborde social", informó en una encuesta que el 36,9% de sus empresas está "sin operaciones". El 90,4% de los consultados vio disminuir sus ventas y, lo que es más preocupante, el 44,4% cree que la comercialización será todavía más baja en mayo que en abril. Eso sí, los comerciantes ya están listos para abrir: un 72,2% dice tener listo un protocolo de seguridad e higiene ante el Covid-19 y un 22,5% lo tiene en proceso de elaboración.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.