En abril, una familia necesitó $29.494 para no caer en la pobreza

Para no caer por debajo la línea de indigencia, esa misma familia tipo necesitó $11.845
Para no caer por debajo la línea de indigencia, esa misma familia tipo necesitó $11.845 Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Gutierrez
(0)
22 de mayo de 2019  • 17:42

El aumento de los precios de los alimentos no da tregua a los hogares. En abril, una familia tipo compuesta por dos adultos y dos menores necesitó $29.493,65 para no caer por debajo de la línea de pobreza , según el informe que publicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Ese es el valor de la llamada canasta básica total (CBT), que para su elaboración considera los precios de una serie de alimentos y bienes y servicios no alimentarios a los que se debe poder acceder para no ser considerado pobre (de acuerdo con la medición de pobreza por ingresos que elabora el Indec).

El valor de esa canasta el mes pasado aumentó un 2,6% con respecto al nivel de marzo, lo que indica que se movió por debajo de la inflación de abril, que fue de 3,4 por ciento. Del mismo modo, la variación acumulada en el primer cuatrimestre también se ubicó por debajo de la inflación de ese período, dado que el costo de la CBT creció un 11,5%, mientras el costo de vida aumentó 15,6 por ciento.

Sin embargo, el acumulado de los últimos doce meses (es decir, desde abril del año pasado) sí muestra un aumento de la canasta por encima de la inflación, dado que su valor se incrementó un 61,5%, frente a una inflación acumulada en el mismo período del 55,8 por ciento.

Subsistencia

En tanto, la canasta básica alimentaria (CBA), que incluye la cantidad mínima de alimentos necesarios para la subsistencia y para no caer por debajo de la línea de la indigencia, creció un 1,8% y se ubicó en los $11.844,84 para la misma familia tipo.

Este valor implica un aumento del 12% acumulado en el primer cuatrimestre (también por debajo de la inflación del período), y del 66% acumulado en los últimos doce meses (desde abril de 2018).

La diferencia entre los valores de la inflación y de la canasta básica total se explica porque el último indicador solo toma el incremento de los precios correspondientes a alimentos, elementos de higiene y servicios básicos como gas, luz, agua y transporte, mientras que el IPC contempla, además, la variación de precios en otros rubros, como salud, educación, prendas de vestir y entretenimiento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.