Es mamá de dos chicos con diabetes y creó una app para hacer llevadero su tratamiento

Isabel, junto a sus hijos
Isabel, junto a sus hijos
(0)
24 de junio de 2019  • 10:21

Si hay un día que Isabel Berizzo recuerda es el del tercer cumpleaños de su hijo Francisco, en 2006, porque terminó internado en terapia intensiva. Tenía diabetes tipo 1, al igual que su otra hija Agustina que había sido diagnosticada en 2003 a los 3 años y 9 meses. Con dos chicos necesitados de cuidados, Berizzo entonces dejó su trabajo como administrativa, pero un tiempo después tuvo una gran idea que dio inicio a un emprendimiento.

Se trata de Sugar Coach, una app para que los pacientes con diabetes lleven el control de sus valores y que, en su nueva versión, premiará a los usuarios porque será una especie de juego al estilo Candy Crush.

"Tuve que dejar de trabajar porque no podía pensar en que otra persona les aplicara insulina, porque eran muy chiquitos. Ya era bastante carga con Agustina porque no es que les ponés insulina y ya está. El padre es el que piensa las variables y el nene es un muñeco al que le das un pinchazo. Para los padres es una aplanadora", afirmó en diálogo con LA NACION.

Pero, más allá del dolor, Berizzo comenzó a informarse y a asistir a talleres y luego empezó a organizar ella misma espacios para impartir conocimientos. "Anotar es indispensable y parte del tratamiento. Hay que llevar una libretita y registrar los valores (glucemia, insulina, carbohidratos, actividad física, estado de ánimo y de qué comida se trata) cuando comés o te ponés insulina. Algunos se olvidan o les da fiaca, entonces la aplicación móvil resuelve el problema", explicó.

Cómo se ve la app
Cómo se ve la app

Sin embargo, las disponibles en 2011 no eran adecuadas porque decían la información que había que llenar, pero no cómo. Según la emprendedora, parecían hechas por gente que no tenía diabetes y además eran pagas.

Entonces aprovechó sus conocimientos en informática -estudió Sistemas en la Universidad Tecnológica (UTN) de Córdoba-, invirtió US$15.000 e hizo la primeros prototipos de Sugar Coach entre finales de 2015 y comienzos de 2016. Finalmente, la primera versión estuvo lista en agosto de 2017.

"A pesar de que hice cero esfuerzo de marketing tuve 500 descargas en un universo que no supera el millón de personas. Entrevisté a la gente que se la bajaba y ahora estamos haciendo la nueva versión que va a salir en septiembre con inteligencia de las cosas para que se sincronice con otros dispositivos y un sistema de recompensa tipo Candy Crush", detalló.

La aplicación gratuita seguirá existiendo, mientras que la nueva tendrá un modelo freemium. Después de los 60 días se cobrará una suscripción mensual de US$10 y, si no se puede o quiere abonar, el usuario la podrá seguir utilizando, pero la parte de gamification quedará limitada.

"Estamos hablando con inversores de otros países y queremos acercanos a las empresas y multinacionales que hacen responsabilidad social empresaria para que adquieran un número de licencias full y de esta forma llegar a las personas sin recursos que quieren usar todos los chiches", explicó y dijo que a fines del año pasado también recibieron un crédito de $250.000 de la Secretaría de Emprendedores y Pymes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.