Evasión, reformas y marco normativo, en la agenda de los empresarios

Federico Braun, de La Anónima; Marcos Galperin, de Mercado Libre; y Carolina Castro, de la UIA; en un panel moderado por la periodista Mónica Gutiérrez
Federico Braun, de La Anónima; Marcos Galperin, de Mercado Libre; y Carolina Castro, de la UIA; en un panel moderado por la periodista Mónica Gutiérrez Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Ignacio Federico
(0)
17 de octubre de 2019  • 12:03

MAR DEL PLATA.- "Es triste esta crisis crónica de volver a empezar siempre de nuevo. No tenemos más chances, tenemos la urgencia de hacer las cosas de manera diferente. Somos nosotros los que tenemos que decir basta". Con estas palabras Federico Procaccini, presidente del 55° Coloquio de Idea y CEO de Openbank, arrancó la mañana del segundo día del encuentro empresario que se lleva a cabo en esta ciudad.

Luego citó un estudio elaborado por Cedlas y Cippec que habla de la necesidad del crecimiento para reducir la pobreza. "Si crecemos 4% anual durante 10 años, la pobreza caería a la mitad. Y si eso sucede durante 20 años, el índice vuelve a un dígito. El tema es que 20 años al 4% no pasó jamás", dijo Procaccini.

Y enseguida se refirió al acuerdo social que impulsan los empresarios. "La política, los líderes empresarios y sindicales estamos de acuerdo en que tenemos que estar de acuerdo. Que tenemos que hacer acuerdos. Es un cambio. Y el primer acuerdo es que crecer es la salida. Hay que poner en valor el proceso, no solo el resultado. Y hay que salir adelante. Pero, no digamos que hay que hacer consensos, hagámoslos ya", enfatizó.

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Enseguida, un panel de empresarios bajó estos conceptos a la realidad cotidiana. Federico Braun, presidente de La Anónima; Marcos Galperin, presidente y fundador de Mercado Libre; y Carolina Castro, integrante del comité ejecutivo de la UIA y empresaria autopartista, fueron moderados por la periodista Mónica Gutiérrez.

"Soy el dinosaurio del grupo. Tengo 41 años en el mundo de los supermercados", arrancó Braun, quien repasó cómo el sector crecía al 20% en los años 80 pese a que la economía le iba mal, y siguió por la buena senda durante los 90.

"La crisis de 2001 y 2002 nos hizo caer en la realidad, fue muy profunda. A los supermercados no nos fue mal, pero empezaron los problemas estructurales de la Argentina. Uno es la competencia desleal y la evasión. Me enferma escuchar proyectos y reformas y ver que no se hace nada con la evasión. Esa evasión hace que las cadenas más grandes del mundo en la argentina pierdan plata. En cambio, proliferaron 15.000 supermercados chinos que no pagan impuestos, no cumplen las normas. Nos robaron un camión con marcas propias y aparecieron en punta de góndola en un súper chino en Merlo", se quejó el supermercadista.

Y agregó: "Si queremos que no caiga la recaudación, hay que ampliar la base de tributación. Siempre van a cazar al mismo zoológico, pero ya se fueron muchos animales, quedamos los hipopótamos y elefantes".

Luego se refirió a la quita del IVA a los productos de la canasta básica de alimentos. "Por primera vez fuimos más baratos que los chinos en esos productos y el consumidor se dio cuenta. Muchos países tienen 0% de IVA a los alimentos, como México. Espero que (que la rebaja) llegue para quedarse, pero hay que hacerlo bien", analizó el empresario.

Desde el mundo industrial, Castro, se refirió a cómo su sector es clave en la generación de empleos y de divisas. "Cada vez que crecemos un punto necesitamos US$3000 millones más. La industria agrega valor, sea Mercado Libre o el campo. Hay que tener visión integradora en lo sectorial", analizó. Y agregó: "Hay que crecer, pero de determinada manera. Hay que ver cómo crecemos. El mundo ya no debate los términos de crecimiento. El mundo es ultracompetitivo y mete los cañones en la innovación y agregado de valor en sus territorios. Hay estados activos en innovación en alianza con el sector privado. Las reformas hay que pensarlas para crecer de determinada manera. El marco tributario tiene que estar pensado para agregar valor. Si no, va a ser una economía primarizada".

Y completó citando un estudio de Cippec y de BID-Intal sobre la industria 4.0: sólo 6%son "cóndores", es decir, empresas que ya están metidos de lleno en la nueva ola. "Pero más de la mitad no hace nada, y el otro 44% recién inició el proceso", agregó. Luego, analizó: "Hay un límite en lo que le podemos pedir a la macro, la micro tiene que acompañar. No hay desarrollo si no hay alianza entre las empresas nacionales y las transnacionales".

Por su parte, Galperin puso la Ley de Economía del Conocimiento, que se sancionó en mayo y se reglamentó esta semana, como ejemplo de un marco que puede impulsar un sector. La Ley de Software nació en tiempos de Néstor Krichner y la fueron prorrogando los distintos gobiernos hasta que ahora mutó en esta nueva norma, que se sancionó por unanimidad. "Esta ley no da subsidios, sino que baja el impuesto a las Ganancias: si la empresa no es competitiva, no se puede beneficiar. Y baja los costos de generar empleo. Los seis millones de trabajadores del sector privado no alcanzan para sostener a la gente que está en la pobreza, que son 15 millones", dijo.

En el sector del conocimiento hay unas 700 empresas, que emplean a 1,6 millones de personas y exporta US$6500 millones. "En nuestra industria hay pleno empleo. Nos peleamos por los recursos y suben los sueldos. Este año generamos 1500 empleos netos en Mercado Libre. Éramos cuatro personas cuando nació la compañía y hoy somos 10.000 empleados, 5000 en la Argentina", agregó Galperin, y le puso números: en China se reciben seis millones de ingenieros por año, en la Argentina, 6000.

Por su parte, Braun destacó al sector de la carne. "Estando en default, compramos en 2002 un frigorífico y fue mejor decisión que tomamos en 30 años. Hoy nos va muy bien. El país hizo muy bien las cosas en el sector de la carne. Consensuamos un plan y hoy el país exporta por US$3000 millones y se sumó a China como destino", dijo, y aclaró: "Hay otra vaca, la muerta: si no ponemos Vaca Muerta en valor, los argentinos tenemos que matarnos, porque el yacimiento puede hacer que no tengamos más las restricciones de dólares que el país tuvo en 70 años".

Por último, Galperin tuvo una mirada sobre la situación política. "Los candidatos hablan de generar acuerdos, ayer lo dijo (María Eugenia) Vidal también. Y Graciela Fernández Meijide dijo que la grieta es parte de la democracia. Pero yo creo que puede haber diferentes ideas, sin grieta. Hay problemas que no se resuelven, como la pobreza, la falta de crecimiento de la economía y la generación de empleo. Hay que solucionarlo. No es fácil y eso requiere consenso", dijo.

"¿Se van a sentar con los nuevos actores del poder político luego de las elecciones?", preguntó Gutiérrez al panel. "Es el desafío", respondió Galperin. "La coyuntura siempre te tapa el bosque y nunca llegamos a las medidas que permiten crecer en el largo plazo. Siempre estamos tapando incendios. La situación nos obliga a sentarnos y encontrar caminos para solucionar problemas graves. Y somos los únicos que los tenemos. El resto de la región ya los solucionó", completó.

"Tenemos un rol, somos uno de los actores", dijo Castro. Y agregó: "Respecto de la reforma laboral, si creemos que hay un marco normativo que nos va a llevar al desarrollo, es un error. No le podemos pedir todo a un solo aspecto. Hay que compatibilizar distintas políticas hacia un norte. No es solo lo laboral, si bien es claro que cambió cómo organizamos las relaciones laborales: el convenio de la UOM habla de máquinas de escribir".

Braun cerró: "Van a ser momentos difíciles. Hay que resolver los problemas del país, pero no alcanza con el voluntarismo. No es una tarea fácil, hay que poner todo de uno".

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.