Expensas. Por la pandemia, la morosidad llega al 50% en edificios de oficinas y al 30% en los de viviendas

La morosidad de expensas en oficinas saltó del 30 al 50% y en edificios de vivienda del 20 al 30% con la cuarentena
La morosidad de expensas en oficinas saltó del 30 al 50% y en edificios de vivienda del 20 al 30% con la cuarentena Fuente: Archivo
María Julieta Rumi
(0)
9 de junio de 2020  • 17:45

La merma en los ingresos de parte de la población y los problemas operativos que ocasionó la cuarentena por el Covid-19 hicieron que la morosidad en expensas de edificios de viviendas y de oficinas subiera de un 20% y un 30%, respectivamente, a un 30% y 50% en mayo, de acuerdo con información de la Asociación Civil de Administradores Independientes de la Propiedad Horizontal (AIPH).

"En oficinas se nota bastante la diferencia en la recaudación de expensas y las causas son muchas. En primer lugar, nos manifiestan que está interrumpida la cadena de pagos de todo el sector comercial y nos piden paciencia para normalizar los pagos. Y, el segundo tema, es que hay profesionales que no pueden ingresar y desarrollar su actividad", afirmó en diálogo con LA NACION el presidente de la AIPH, Matías Ruiz.

Además, Ruiz señaló que muchas administraciones no estaban digitalizadas y seguían entregando las liquidaciones a través del papel. "Tiene que haber un correo electrónico por unidad porque quizás en la oficina hay alguna persona, pero no es la que está a cargo del pago. Por ejemplo, yo solía mandarle la liquidación de expensas al encargado de un local de una empresa de viajes, pero, como en este tiempo no había nadie, no llegaba a la administración central", señaló.

Otro factor que dificultó el cobro es que tampoco se puede hacer un seguimiento yendo a un determinado lugar o llamando por teléfono.

Sin embargo, el mes más crítico fue abril, en el cual, según el administrador, llegaron a tener consorcios de oficinas con un 60% a 70% de morosidad. "Abril fue crítico. Solo se pagó sueldos y algún servicio público. El mes pasado al liberarse más actividades y moverse más gente fue mejorando un poco. Ahora esperamos que se normalice", agregó.

Para esto, están trabajando fuertemente para contar con los celulares de propietarios e inquilinos, sus correos electrónicos y habilitando múltiples plataformas de pago.

Según Ruiz, empresas como Rapipago y Pago Fácil recaudan el 50% de las expensas y la gente estaba acostumbrada a pagar por esas vías, pero esos locales estuvieron cerrados desde el 20 de marzo al 20 de abril.

"Nuestra recomendación es no usar al encargado de cobrador por un tema de seguridad y abrir una cuenta en el Banco Ciudad que no cobra el mantenimiento e incluso las abre en cuarentena. De esta manera todo lo que se recauda está ahí y se puede rastrear y se evita el contacto con los billetes", recomendó.

Por último, dijo que desde fines del año pasado perciben un incremento de la morosidad que en general se ubica en un 20% porque la gente empezó a pagar cada vez más tarde. "El que pagaba antes del primer vencimiento, empezó a pagar entre el 10 y el 15 del mes, y los que lo hacían en el segundo, después y eso hace que no tengas el dinero necesario en cuenta para pagar las obligaciones del consorcio", detalló. Sin embargo, hizo hincapié en que el salto fuerte se dio con la pandemia.

Cabe recordar que los consorcios, en su carácter de empleadores, fueron autorizados a inscribirse en el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y solicitar la ayuda del Estado para el pago de la mitad de los sueldos de los encargados y trabajadores de los edificios, así como la reducción de los aportes patronales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.