Falleció el cofundador del gigante japonés Sony

Figura: Akio Morita fue considerado una pieza clave para el resurgimiento de la economía japonesa de la posguerra; sorprendió al mundo con sus creaciones.
(0)
4 de octubre de 1999  

Akio Morita, cofundador del gigante de la electrónica Sony, falleció ayer en Tokio a los 78 años.

Señalado por el mundo como el protagonista fundamental del desarrollo de la economía japonesa de la posguerra, Morita fue, junto con su socio comercial Masura Ibuka, fallecido en 1997, una pieza clave que ayudó a cambiar la imagen de Japón ante el mundo: de productor de artículos de pobre calidad el país pasó a ser líder mundial en la fabricación de productos electrónicos de avanzado diseño y alta calidad.

Bajo su coordinación, Sony sorprendió e invadió Occidente con productos hasta entonces desconocidos, e inventó, entre otras cosas, el videograbador, en 1971.

La compañía Sony empezó a funcionar luego de la Segunda Guerra Mundial en el local destruido por los bombardeos, donde en 1950 Morita y su socio Ibuka produjeron la primera cinta magnetofónica y el aparato grabador.

En 1954 crearon los primeros transistores japoneses, tras convencer a planificadores del gobierno de que les permitieran comprar la licencia de la firma norteamericana Western Electric, y en 1955 produjeron la primera radio japonesa a transistores.

En 1960 Sony presentó el primer televisor a transistores y quince años más tarde el primer grabador de video de uso doméstico. A comienzos de la década de los 80, la compañía empezó a vender sus equipos de sonido portátiles, que se conocieron en el mundo con el nombre de walkman.

"Nunca me gustó la palabra walkman, estaba de viaje cuando fue elegida, aunque me parece que ya ha sido aceptada en todas partes", escribió Morita en su autobiografía. Hoy, más de 240 millones de walkman circulan por todo el mundo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.