Por la recesión y pese a la baja precios de exportación, hubo superávit comercial

Crédito: Shutterstock
Francisco Jueguen
(0)
23 de mayo de 2019  • 16:07

En momentos en que la Argentina necesita dólares, se abre un canal de ingreso genuino de divisas. Por las recesión y pese a la caída de los precios de exportación, las estadísticas oficiales confirmaron hoy que abril marcó el octavo mes consecutivo de superávit comercial.

Las exportaciones, esperanza oficiales para reactivar una economía en recesión, mejoraron sólo un 1,7% anual, a US$5305 millones en ese mes. Sin embargo, avanzaron un 10,3% en cantidades pero cayeron 7,7% en precios, lo que determinó el tenue avance en ingresos de divisas. No obstante, los analistas privados consultados por LA NACION esperan que los resultados de mayo sean mucho más auspiciosos, pese a que el sector sigue cuestionando los aumentos de los impuestos al comercio exterior para hacer caja.

A esto, en el mes, se sumó la chata demanda brasileña, principal socio comercial y las dudas sobre el timming de liquidación en el campo que se subsanaron recién a fines de abril cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) habilitó la flotación sucia al Banco Central.

Por otro lado, con una elevada base de comparación con el año pasado, el arrastre de la volatilidad del tipo de cambio de marzo y el estancamiento económico, las importaciones cayeron 31,6% anual, a US$4174 millones.

Así, el balance comercial de abril fue superavitario en US$1131 millones, y en el acumulado del primer cuatrimestre registró un saldo a favor de US$3147 millones, el más elevado para un primer cuatrimestre desde 2012, estimaron en el Ministerio de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne. "El balance comercial energético de abril fue deficitario en US$103 millones, pero en el primer cuatrimestre suma un superávit de US$72 millones, el más alto para un primer cuatrimestre desde 2011", señalaron allí.

"El desempeño interanual estuvo muy influido por los precios: todos los rubros crecieron medidos en cantidades, excepto las energéticas", agregaron en Hacienda. El intercambio comercial (exportaciones más importaciones) disminuyó 16,2% y alcanzó un valor de US$9479 millones recalcó el Indec en el informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA).

Con relación a las importaciones, los precios bajaron 3,5% y las cantidades se contrajeron 29,1%. Las de bienes de capital cayeron 42,3%; las de bienes intermedios, 17,1%; las de combustibles y lubricantes, 7,3%; las de piezas y accesorios para bienes de capital, 28,2%; las de bienes de consumo, 35,2%; y las de vehículos automotores de pasajeros, 69,7%. Con relación a marzo, las importaciones de abril registraron una caída mensual desestacionalizada de 1,4%.

Las exportaciones avanzaron interanualmente debido principalmente a la suba en cantidades de 10,3%, ya que los precios cayeron 7,7%. Las exportaciones de productos primarios y de combustibles y energía subieron de manera interanual 18,8% y 5,8% respectivamente, mientras que las del resto de los grandes rubros disminuyeron: las manufacturas de origen agropecuario (MOA), 5,6%; y las manufacturas de origen industrial (MOI), 2,3%. En términos mensuales desestacionalizados, las ventas al exterior cayeron en abril 2,5%.

"Todos los países que se desarrollaron lo hicieron por una mayor integración al mundo. Exportar trae muchos beneficios. Por eso es lógico que nos preguntemos por qué no todas las pequeñas y medianas empresas exportan. Porque se la hicieron difícil durante muchos años. Nuestro país le dio la espalda al mundo", afirmó el presidente Mauricio Macri ayer en el Centro de Convenciones de Buenos Aires en el Foro Argentina Exporta.

"El dólar paralelo, las mafias, los sobreprecios y finalmente la falta de institucionalidad hicieron de la Argentina un socio en el que no se podía confiar. Fuimos perdiendo mercados, inversiones y capacidad y terminamos con una inestabilidad macroeconómica que hoy pone trabas al crecimiento", agregó.

"La caída de precios internacionales es significativa. Para crecer cero en valor, las exportaciones tendrían que haber subido casi 5% en volúmen y Brasil sale a paso de tortuga de su recesión", explicó el economista de Ieral Jorge Vasconcelos. que afirmó que las exportaciones al Mercosur cayeron 8% en el primer cuatrimestre del año.

"Hay cuatro elementos que no se corrigieron para impulsar las exportaciones: la macro, la logística, la rigidez legislativa y los impuestos, y la apertura de mercado", dijo a este medio el consultor Marcelo Elizondo.

La consultora LCG, que pidió poner la lupa en los precios de los commodities, pronosticó US$13.000 millones en la balanza comercial, el mejor saldo anual desde 2010.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.