Deuda. El Gobierno prepara una oferta a bonistas en línea con la quita propuesta por el Fondo

Martín Guzmán, en una reunión con el periodismo en el Ministerio de Economía
Martín Guzmán, en una reunión con el periodismo en el Ministerio de Economía
Francisco Jueguen
(0)
31 de marzo de 2020  • 22:53

El Gobierno presentará -en las próximas dos semanas- una oferta para pagar la deuda a los acreedores privados en línea con el alivio propuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI), una contribución que llegaba hasta los US$85.000 millones en la próxima década.

El 20 de marzo, el organismo internacional que conduce Kristalina Georgieva había presentado un documento en el que volvía a describir a la deuda privada argentina como "insostenible" y reclamaba una "solución definitiva". Sin embargo, había ido un paso mas allá en la definición de la "contribución apreciable" reclamada a los bonistas privados.

Según los escenarios propuestos en el staff report del Fondo presentado entonces, la reducción de los pagos iba de US$55.000 millones a US$85.000 millones en diez años. Además, incluía cinco años de período de gracia para el comienzo de los pagos.

"Para negociar con el FMI se requiere que haya una situación de deuda sostenible", dijo el ministro de Economía, Martín Guzmán, en un encuentro hoy con la prensa. "Le pedimos (al FMI) que pusiera mucha atención en el diseño de la oferta de canje al análisis de la sostenibilidad de la deuda realizado por el staff del fondo", agregó, y señaló que la oferta no debe ser "exactamente igual" a los escenarios propuestos por el equipo del organismo.

El economista, en tanto, alegó que podría haber "múltiples combinaciones" entre períodos de gracia, reducción de cupones, extensiones de vencimiento, entre otras opciones en las que sumó, por ejemplo, bonos atados al PBI del país "si los bonistas lo valoran". No aseguró ni descartó la posibilidad de que hubiera o no quitas en el capital adeudado.

Guzmán, que admitió "un pequeño retraso" en el cronograma oficial lanzado por el Gobierno a fines de enero pasado, presentó además un documento denominado "Lineamientos para la Sustentabilidad de la Deuda" y los "Líneamientos del Programa Económico", en el que repasó las medidas tomadas por el oficialismo desde que ocupa la Casa Rosada. Volvió a mostrar sus supuestos macroeconómios a los que agregó "un tipo de cambio estable" y reclamó la necesidad de acumular reservas para aflojar los controles de capital.

El ministro aseguró que "están mirando la información del mercado" con relación al exit yield para saber "cuánto le va a costar a la Argentina acceder al mercado de crédito a tasas sostenibles y converger a tasas más bajas rápidamente". En el documento se explayó: "Cualquier exit yield de referencia excesivamente alto sugiere la necesidad de una combinación más fuerte de cupones más bajos, períodos de gracia más largos, mayores extensiones de vencimiento o reducciones en los valores nominales más importantes".

Más adelante en el texto, los técnicos incluyeron supuestos de deuda de corto plazo en pesos (se refinancia anualmente a una tasa de entre 1,2% y 1,5% en términos reales), nuevos mix de financiamiento a mediano y largo plazo (desde 2027, 40% en pesos y 60%, en moneda extranjera), y supuestos de financiamiento de deuda denominada en moneda extranjera a mediano y largo plazo (a tasa promedio de 5% en términos reales a 2034 y de 4,5% a partir de 2035 en instrumentos con vencimientos en 5, 10 y 15 años que amortizan en tres cuotas). Guzmán volvió a recalcar que habrá igual tratamiento para bonos en moneda extranjera en legislación local y extranjera. La negociación de los primeros avanzará antes.

Antes de la presentación de Guzmán a la prensa, los bonos argentinos en el exterior se valorizaban y el riesgo país bajaba unos 250 puntos, mientras que las paridades se acercaban al 30% debido a la expectativa que se había generado sobre una posible oferta argentina que finalmente no llegó. Por otro parte, Guzmán no aclaró si seguirá pagando los intereses de los bonos a vencer. En abril hay vencimientos de papeles en legislación extranjera.

Ayer, el Ministerio de Economía había decidido destinar US$248 millones de las reservas internacionales al pago de intereses del Bono Par surgido de los canjes de deuda de 2005 y 2010 para dar otra muestra de "buena fe" a los acreedores internacionales.

Sin embargo, el Gobierno había advertido que daba los últimos pasos en esa dirección. "Los acreedores privados deben dejar de cobrar intereses a los países en deuda, porque no es posible pagarlos hoy en día" , dijo Alberto Fernández días atrás en una entrevista con la TV Pública. Se trató de un mensaje con destinatario concreto en el contexto de renegociación.

Guzmán había descripto a la deuda como "infinanciable, impagable e insostenible" en un webcast , para luego recordar que se habían seguido pagando intereses de la deuda en dólares con reservas del Banco Central. "Eso mostró el compromiso de la Argentina", señaló. "Esto no puede durar para siempre", había amenazado el economista. Dijo entonces que esa decisión, con aval del Congreso, se había tomado para "ganar tiempo" y comenzar ordenadamente el diálogo con los bonistas. "Pero no puede seguir pasando una vez que comience el proceso. Las reservas cayeron. Hay un límite para eso y estamos alcanzando ese límite", indicó.

"El objetivo es tener un nuevo programa con el FMI", indicó el ministro, que aclaró que se suspendió temporalmente el inicio de las consultas del Artículo IV (auditoría de las cuentas) por la pandemia del coronavirus. "Hay que esperar una definición a ver cuándo se hace", dijo el ministro aseguró que el nuevo programa estará "diseñado por la Argentina", e indicó que el país "no está en condiciones" de afrontar el cronograma del actual Stand-By Agreement.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.