Hooters abrirá otros 10 restaurantes en 5 años

Desembolsará 15 millones de dólares
(0)
6 de junio de 2002  

El restaurante Hooters quiere también ser una cadena en la Argentina, así como lo es en su país de origen, los Estados Unidos, y nada mejor para eso que abrir diez nuevos locales en los próximos cinco años. Para concretarlo tiene previsto desembolsar unos 15 millones de pesos.

El siguiente salto será a Uruguay, con la inauguración de filiales en Montevideo y en Punta del Este, en un plazo de dos años.

El primer local en la Argentina y el único por ahora en América latina fue abierto en octubre de 1999, en el tercer piso del Village Recoleta, y los dos próximos, que pertenecerán al grupo inversor argentino Chicken Wings SA, ya tienen su localización: en San Isidro, en la Avenida del Libertador al 15.000, y en el barrio porteño de Belgrano, en las proximidades de Cabildo y Juramento.

Los restantes ocho se ubicarán en zonas con mucha afluencia de público local y de turistas y serán comercializados bajo el sistema de franquicias, que tienen un valor internacional de 75.000 dólares, más un 6% de la facturación como royalties por el uso de la marca.

"Córdoba y Ushuaia son los contactos más avanzados, pero también estamos pensando en Mendoza y en la costa atlántica", manifestó a LA NACION Angel Riveira, director de Chicken Wings.

"Esta expansión ya estaba prevista el año pasado, pero se había postergado, y ahora pensamos que es la oportunidad para encarar el negocio, en particular por el apalancamiento que nos da el aumento del turismo receptivo, especialmente de los países limítrofes", comentó el director financiero del grupo, Pedro Conde.

"Creemos en el concepto de restaurante temático que tiene Hooters, aunque adaptado al gusto local, y por eso tenemos elementos que sólo se aplican en la Argentina, como horarios, menú de comidas variado y promociones diarias, pero manteniendo siempre las características que hicieron crecer a la cadena en el mundo, como la ambientación y chicas simpáticas y con ropas alegres", añadió Conde.

Con un promedio de 300 cubiertos diarios y un consumo de cerca de 15 pesos por cliente, el restaurante facturó 1 millón de dólares en 2001. En los Estados Unidos, la cadena cuenta con 300 locales y una facturación de US$ 700 millones en el nivel mundial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.