La actividad, en retroceso: caen varios indicadores a niveles de hace 4 años o más

Ventas minoristas, exportaciones, producción industrial e inversión, entre otros, están lejos de sus niveles máximos; también bajó el PBI por habitante
José Hidalgo Pallares
(0)
20 de septiembre de 2014  

Entre enero y agosto de este año, las terminales automotrices instaladas en la Argentina produjeron 403.534 vehículos, casi 133.000 menos que en el mismo período de 2013. La producción de los primeros ocho meses de 2014, sin embargo, también fue inferior a la de períodos equivalentes de 2012 (477.000 unidades), 2011 (547.000) y 2010 (436.000). Para encontrar una producción menor a la de este año hay que retroceder hasta 2009, cuando, entre enero y agosto, se fabricaron cerca de 300.000 vehículos. Algo similar ocurre con los patentamientos de autos, aunque en este caso para encontrar un registro menor al de los primeros ocho meses de este año hay que retroceder hasta 2010.

El sector automotor, una de las caras más visibles de la actual recesión económica, es apenas un ejemplo de una tendencia más amplia: por el pobre desempeño de la actividad en los últimos años, particularmente en 2014, algunos indicadores importantes retrocedieron varios escalones y se encuentran en niveles de cuatro o más años atrás.

Según las sospechadas cifras del Indec, entre enero y julio de este año (último dato disponible) la Argentina exportó bienes por un valor total de US$ 43.501 millones, 10% menos que en el mismo período del año pasado. Frente a las de 2011 y 2012, las ventas de este año muestran caídas similares. También en este caso, para encontrar un registro peor al de 2014 hay que retroceder hasta 2010.

Un dato que refleja el deterioro estructural de las exportaciones argentinas es la evolución de los despachos de manufacturas. En los primeros siete meses de este año las exportaciones industriales, medidas en cantidades, registraron una caída de 14% frente al mismo período de 2013. Esa tasa anula el crecimiento de 6% registrado en 2013 contra las ventas de 2012, que a su vez habían caído 4% frente al año anterior. Es decir, las exportaciones fabriles de los primeros siete meses de este año son 12% menores que las del mismo período de 2011.

La evolución de las exportaciones industriales refleja lo que ha pasado con la producción del sector. El índice de producción industrial del Indec actualmente está (considerando el promedio de enero a julio de dada año) por debajo de los niveles de 2011, 2012 y 2013.

El retroceso también se siente en el consumo, la variable cuyo crecimiento reflejaba, según el Gobierno, el éxito de su modelo. Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en los primeros ocho meses de 2014 las ventas minoristas mostraron igual número de caídas interanuales. Además, tanto en 2012 como en 2013 las ventas minoristas registraron seis caídas interanuales en los primeros ocho meses del año. Por lo tanto, en la actualidad las ventas minoristas están muy por debajo del nivel de 2011. De hecho, el último informe de CAME resalta que "las ventas minoristas tuvieron en agosto el peor mes en 5 años".

Según el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), en julio de este año (último dato disponible) el sector contaba con 20.094 empresas en actividad, 8,9% menos que en el mismo mes de 2013. La cantidad actual de empresas también es menor que la de julio de 2012 (21.111) y de 2011 (20.815). Para encontrar un nivel menor hay que regresar a julio de 2010, cuando la construcción contaba con 18.449 empresas activas. Un menor número de empresas se traduce en menos fuentes de empleo. La cantidad de trabajadores registrados en la construcción en el primer semestre de este año fue 2,4% menor que un año atrás. Además, en la primera mitad de 2013 ya se había registrado una caída de 4,1% frente a 2012, y en ese año una baja de 1% frente a 2011.

Años de estancamiento

Según el economista jefe de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, todas estas caídas son consecuencia del "período de estancamiento" que la Argentina viene sufriendo desde 2012. "El último trienio ha sido un período perdido en términos de actividad, con un estancamiento clarísimo", dijo. Según las estimaciones de Ecolatina, si este año la actividad se contrae 2% (Sigaut Gravina cree que la caída será aún mayor), el PBI de 2014 será apenas 0,8% superior al de 2011. Sin embargo, dado que en estos años la población del país siguió creciendo (alrededor de 1% anual), el PBI por habitante cayó, según los cálculos de Ecolatina, 2% desde 2011. Es decir, si se divide la producción total del país entre sus habitantes, este año cada uno recibiría menos que tres años atrás.

La situación, al parecer, no repuntará en el corto plazo, no sólo porque varios analistas prevén que en 2015 la economía argentina volverá a contraerse, sino por un dato más contundente: la inversión, de la que depende la producción futura, también ha retrocedido varios escalones. Según el índice de inversión bruta interna de Orlando J. Ferreres y Asociados, actualmente la inversión en construcción y en maquinaria y equipos es muy inferior a la de los tres años previos. Para encontrar un registro más bajo hay que retroceder hasta 2010.

Del editor: qué significa.El retroceso de indicadores decisivos a niveles de hace cuatro años muestra que el estancamiento del PBI excede los números de este año.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.