La compra de Syngenta por ChemChina, en manos de la UE

La adquisición del gigante suizo de semillas por la compañía estatalchina recibió la aprobación clave del regulador de seguridad de EE.UU.
Kathy Chu
Brian Spegele
(0)
23 de agosto de 2016  

Fuente: Reuters - Crédito: Kim Kyung-Hoon

Las ambiciones globales de las empresas chinas superaron un gran obstáculo luego de que el regulador estadounidense de seguridad nacional aprobó la propuesta de compra del gigante suizo de semillas Syngenta AG por parte de China National Chemical Corp., más conocida como ChemChina, por US$43.000 millones.

La decisión se produce en un contexto marcado por una creciente oposición a las inversiones chinas en una serie de lugares, desdesde Europa a Australia. De concretarse, sería la mayor adquisición por una empresa china en el exterior.

La decisión del Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos, CFIUS por sus siglas en inglés, que tiene facultades para bloquear fusiones si estima que amenazan la seguridad del país, era seguida de cerca por la industria puesto que América del Norte representa cerca de una cuarta parte de las ventas de Syngenta.

Aunque los analistas y representantes chinos calificaron el fallo como un importante paso hacia delante, la operación aún enfrenta posibles obstáculos de los reguladores de la Unión Europea.

La compra de Syngenta por parte de ChemChina no sólo es importante por su dimensión, sino por lo que representa para China. La adquisición de la propiedad intelectual de la empresa suiza de semillas y pesticidas sería sumamente valiosa para un país que trata de alimentar a una creciente clase media y modernizar su sector agrícola.

La compra de Syngenta también reforzaría la ofensiva del gobierno chino para obtener un mayor acceso a lucrativos mercados foráneos, incluyendo EE.UU.

Las empresas estatales chinas han salido de compras en un intento por diversificar sus ventas en un momento en que la economía del país se desacelera. En lo que va del año, han firmado acuerdos en el extranjero por US$159.200 millones, superando el récord registrado en todo 2015, según la proveedora de datos Dealogic.

La compra de Syngenta por parte de ChemChina es una jugada audaz para una compañía cuyo fundador, Ren Jianxin, también presidente de la junta directiva, lleva años tratando de elevar su perfil internacional. La empresa anunció el año pasado la adquisición del fabricante italiano de neumáticos Pirelli & C. SpA por cerca de US$7.700 millones.

La industria química de China celebró la decisión estadounidense, anunciada el lunes mediante un comunicado conjunto de las empresas. Pang Guanglian, subsecretario general de la Federación China de la Industria Química y de Petróleo, que cuenta con el respaldo estatal, describió el espaldarazo de EE.UU. como la superación de un obstáculo clave para cerrar la operación.

“Es un paso muy importante para ChemChina”, manifestó. “La probabilidad de que la Unión Europea apruebe esto es inmensa”. Las acciones de Syngenta subieron casi 11% el lunes en la Bolsa de Zurich.

“La aprobación del CFIUS elimina una posible barrera importante y los accionistas de Syngenta pueden respirar más tranquilos”, dijo Christian Faitz, codirector de investigación de químicas de la corredora de valores Kepler Chevreaux.

Charles Grassley, senador estadounidense del Partido Republicano, expresó preocupación por el impacto del acuerdo en la seguridad alimentaria estadounidense e intentó otorgar al Departamento de Agricultura un papel formal en el CFIUS. El comité, liderado por el Departamento del Tesoro, está compuesto por 16 departamentos y agencias del gobierno estadounidense incluyendo el Tesoro, Seguridad Nacional y Defensa.

Mientras tanto, se espera que los reguladores europeos escudriñen el impacto de la fusión en el sector de químicos para la protección de cosechas puesto que ChemChina posee una participación minoritaria en Adama, un proveedor significativo de insecticidas y plaguicidas en la región junto con Syngenta y Dow Chemical Corp., según Bernstein Research.

ChemChina y Syngenta prevén que la operación se cierre a finales de año. Jeremy Redenius, analista sénior de Bernstein Research, indicó que las empresas pueden pecar de un exceso de optimismo dado el detallado examen que hará la Unión Europea sobre los efectos del pacto en el mercado de protección de cosechas.

La Comisión Europea inició una amplia investigación sobre la propuesta fusión de Dow Chemical y DuPont Co. para determinar si reducirá la competencia en los negocios de plaguicidas y petroquímicos.

Si los reguladores europeos objetan la unión de ChemChina y Syngenta, las empresas pueden resolver sus dudas mediante la venta de activos, señaló Redenius.

Aunque los abogados señalan que la combinación de Syngenta y ChemChina sería bastante complementaria, la revisión de la UE podría presentar otros obstáculos.

Como ha ocurrido en otras adquisiciones con compradores estatales chinos, es probable que los reguladores antimonopolio de la UE realicen una auditoría para determinar si otras empresas estatales chinas agroquímicas tendrían que ser agrupadas junto a ChemChina. Si se considera que forman parte de un grupo más amplio de empresas, eso elevaría la probabilidad de que ChemChina tenga más actividades duplicadas con Syngenta.

“Podría haber una pelea sobre el análisis de la compañía puesto que no siempre es claro el grado de control del Estado sobre una empresa en particular y si el gobierno coordina las actividades de la empresa contra otras firmas del sector”, dijo David Anderson, socio de la práctica antimonopolio de la firma de abogados de Bruselas Berwin Leighton Paisner LLP, que ha representado a empresas estatales chinas que han pasado por esta auditoría.

Mientras el acuerdo atraviesa por el proceso de aprobación de los reguladores, ChemChina ha trabajado en la financiación.

HSBC Holdings PLC y Citic Bank International, los asesores de ChemChina, lograron financiar los US$43.000 millones del acuerdo. Ahora, los banqueros tratan de conseguir financiamiento de mayor plazo para la empresa al traspasar parte de la deuda a otros bancos y vender acciones de Syngenta a coinversionistas. ChemChina firmaría esta semana un préstamo sindicado por US$12.700 millones con unos 10 bancos para financiar la operación, según fuentes cercanas.

—Lilian Lin, Kane Wu y Natalia Drozdiak contribuyeron a este artículo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.