La década perdida del Dow Jones

Los grandes índices de EE.UU. viven los peores 10 años de su historia
(0)
21 de diciembre de 2009  

Muchos inversionistas bursátiles no hallan la hora de que termine la década. A pesar del repunte de este año, los principales indicadores bursátiles de Estados Unidos están a punto de registrar su peor desempeño en una década en sus casi 200 años de historia.

A los inversionistas les hubiera ido mejor si hubieran puesto su dinero en prácticamente cualquier otra opción, como bonos, oro e incluso debajo del colchón. Desde fines de 1999, las acciones que cotizan en la Bolsa de Nueva York perdieron un promedio de 0,5% al año. La caída constituye una dolorosa lección para quienes usaron las acciones como su principal forma de ahorrar para su jubilación.

Muchos inversionistas fueron atraídos por el gran mercado alcista que comenzó a principios de los 80 y cobró fuerzas a lo largo de los 90. Pero tras los 90, la mejor década en la historia con una ganancia anual promedio de 17,6%, las acciones simplemente se encarecieron demasiado. Las empresas también recortaron sus dividendos, lo que disminuyó los retornos de los inversionistas. Y en un momento de pánico financiero absoluto como el de finales de 2008, las acciones a menudo fueron las más castigadas.

Cuando quedan dos semanas para que se termine 2009, las caídas registradas desde fines de 1999 convierten a los últimos 10 años en la peor década calendario para la renta variable desde la década de 1820, cuando comienzan los registros confiables, según los datos compilados por William Goetzmann, profesor de finanzas de la Universidad de Yale.

Supera la caída de 0,2% que sufrieron las acciones durante los años de la Gran Depresión en los años 30, que hasta ahora tenía el título de la peor década. Y es peor que otras décadas que registraron grandes pánicos financieros, como los de 1907 y 1893.

"Los últimos 10 años han sido una pesadilla, realmente nefastos" para las acciones estadounidenses, afirma Michele Gambera, economista jefe de Ibbotson Associates. Aunque la trayectoria general del mercado ha sido una marcha alcista estable, la última década sirve como recordatorio de que las acciones pueden declinar durante un período prolongado, indica. "No es frecuente, pero puede ocurrir", señala Gambera.

Hasta cierto punto estas estadísticas son una peculiaridad del calendario. Los períodos de 10 años que terminaron en 1937 y 1938 fueron peores porque capturan todo el efecto de cuando las acciones alcanzaron su punto más alto en 1929 y el derrumbe de octubre de ese año.

De todos modos, si durante el último año las acciones no hubieran experimentado un drástico repunte desde marzo, las pérdidas de esta década hubieran eclipsado incluso a lo peor de la década del 30, según Goetzmann.

Entre 2000 y 2009, los inversionistas hubieran estado mucho mejor si hubiesen invertido en bonos, que reportaron ganancias que van de 5,6% a más de 8% según el sector, informa Ibbotson. El oro fue el activo de mejor desempeño, con un aumento anual de 15% esta década tras perder 3% al año durante los 90.

La última década luce aún peor cuando se toma en cuenta el impacto de la inflación. Desde 1999, el índice Standard & Poor’s 500 perdió un promedio de 3,3% real al año, comparado con un promedio anual de 1,8% durante la década del 30 cuando la deflación afligió a la economía, según las cifras compiladas por Charles Jones, profesor de finanzas de la Universidad Estatal de Carolina del Norte. Sus datos usan estimaciones de dividendos para 2009 y el índice de precios al consumidor de los últimos 12 meses desde noviembre.

Incluso la década de los 70, cuando un prolongado mercado bajista fue acompañado por una inflación significativa, no fue tan mala como el período más reciente. Durante los 70 el S&P 500 subió 1,4% real.

Eso resulta especialmente decepcionante para los inversionistas, al tener en cuenta que una meta clave de invertir en acciones es multiplicar el dinero más rápido que la inflación. "Esta década es la gran perdedora", asegura Jones.

Hubo formas de ganar dinero en EE.UU. durante la última década, pero los retornos palidecieron frente a los de los años 90. De las 30 acciones que hoy conforman el Promedio Industrial Dow Jones, sólo 13 subieron desde fines de 1999 y apenas dos, Caterpillar Inc. y United Technologies Corp., duplicaron su precio en los últimos 10 años. Durante los 90, en cambio, todas las acciones que ahora son parte del Dow Jones se duplicaron y 22 se triplicaron. No sólo se trató del auge de las empresas de tecnología como Microsoft Corp. e Intel Corp. La acción de Coca-Cola subió más de 500% en los 90. Su cotización actual es 1,4% más alta que el cierre del 31 de diciembre de 1999.

"Los precios al comenzar esta década eran demasiado altos", señala Jeremy Grantham, cofundador de la gestora de fondos GMO LLC. Grantham piensa que las grandes acciones de EE.UU. tienen un sobreprecio de alrededor de 30%, lo que significa que los retornos deberían ser alrededor de 30% menores que su promedio de largo plazo para los próximos siete años. Eso significa retornos reales de sólo 1,6% anual.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.