Alfajor Fulbito. Cómo se reorganizó Nevares tras la medida de la Anmat

Los empleados denuncian que hubo 50 despidos; la firma asegura que se trata de contratos temporales que no fueron renovados "por cuestiones de estacionalidad"; sostiene que sus cuatro plantas operan normalmente
Los empleados denuncian que hubo 50 despidos; la firma asegura que se trata de contratos temporales que no fueron renovados "por cuestiones de estacionalidad"; sostiene que sus cuatro plantas operan normalmente
Sofía Terrile
(0)
17 de octubre de 2019  • 17:48

Una prohibición de la Anmat le trajo complicaciones a Nevares, la empresa que fabrica el alfajor Fulbito, pan dulce y turrones, entre otros alimentos. En septiembre pasado, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica dispuso que se retiraran de circulación algunos lotes que la compañía produjo, lo que llevó a un "maltendido" comunicacional que terminó complicando su actividad.

La empresa cuenta con cuatro fábricas en la provincia de Buenos Aires y emplea actualmente a 475 personas. En las últimas horas, comenzaron a circular versiones sobre 50 despedidos en una de sus plantas. Según dijeron a LA NACION voceros de Nevares, ese medio centenar de personas que dejaron de trabajar para la firma eran trabajadores contratados "por motivos de estacionalidad" con contratos temporales, que finalizaron este mes y no se renovaron.

"En algunos momentos puntuales del año, se realizan contratos temporales para complementar los requerimientos de producción. En esta oportunidad, hubo 50 contratos que finalizaban y no fueron renovados por motivos de estacionalidad en la producción. Es importante aclarar que esto de ninguna manera forma parte de una reestructuración de la compañía, que sigue produciendo de la misma manera", dijeron.

El alfajor Fulbito que produce Nevares
El alfajor Fulbito que produce Nevares Crédito: Nevares

Añadieron que las cuatro plantas "se encuentran trabajando normalmente con todo su personal de planta permanente".

En febrero pasado, un control de la Dirección de Fiscalización y Control del Instituto Nacional de Alimentos (INAL) dio como resultado un porcentaje de grasas trans mayor al permitido en algunos lotes de productos de Nevares: las obleas y las mini tortas. Esas unidades fueron retiradas de circulación inmediatamente y en julio fueron destruidos, aclararon voceros de la empresa.

Luego, la compañía inició un proceso de adecuación a las normas de la Anmat y, en este momento, según indicaron, la situación ya está regularizada. En septiembre pasado, la firma emitió un comunicado oficial en el que explicó su procedimiento.

El texto decía que "inmediatamente después de recibida la notificación de Anmat la compañía organizó el retiro del mercado de los productos de los lotes involucrados llegando inclusive al comercio minorista" y que el pasado 24 de julio llevó adelante la destrucción total de los productos recuperados, que se hizo estando funcionarios de la Unidad de Control Alimentario presentes.

"Actualmente todos los productos que fabrica Nevares son de libre circulación, venta y consumo en todo el país", concluyeron voceros de la empresa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.