La relación con Estados Unidos, "en espera"

Martín Redrado
Martín Redrado PARA LA NACION
(0)
13 de noviembre de 2016  

Pesos y contrapesos, esta es la clave del sistema institucional norteamericano. Una vez más se ve puesto a prueba en su historia de más de dos centurias. En distintas oportunidades, analistas argentinos tienden a usar el prisma local para evaluar la realidad del país del norte. Esta línea de pensamiento lleva a errores garrafales. Debido a su andamiaje legal, la presidencia de los Estados Unidos no permite el libre albedrío de quien sea su ocupante temporal. El Congreso, la Justicia, los medios de comunicación, las universidades y los centros de estudio son las principales instituciones que acotan el poder del primer mandatario.

A partir de conversaciones en los últimos días con los integrantes del equipo Trump, en particular con Rudolph Giuliani, concluyo que serán dos los ejes de acción de política económica: una política fiscal expansiva y una política comercial proteccionista.

Respecto de la primera, el programa de infraestructura y la reducción de impuestos de las ganancias de las empresas, presionarán al alza de las tasas de interés y al fortalecimiento del dólar. Esto tiene un riesgo para países emergentes, que verán incrementado el costo de su financiamiento y sufrirán depreciaciones de sus monedas.

Respecto de la política comercial, el primer "herido" resulta México. No obstante, en términos de impacto global debe monitorearse de cerca la evolución de la relación con China. Una devaluación del yuan o políticas de retaliación entre ambas potencias tensarán el panorama económico mundial y generarán un "efecto dominó", es decir, estaremos en presencia de restricciones y distorsiones que a través de distintas medidas se trasladan de país en país.

En el plano local, se abre un nuevo panorama. El acercamiento entre la Argentina y Estados Unidos será puesto "en espera" en diversas áreas. Negociaciones comerciales como el Sistema Generalizado de Preferencias, canal por el cual se pueden obtener reducciones arancelarias puntuales, se demorarán. En torno al 7% del total de las exportaciones fueron a aquel país en los primeros nueve meses del año, en productos tales como biocombustibles, miel, jugos y vinos, entre otros. Sin embargo, nuestro país no cuenta con preferencias arancelarias para sus envíos, por lo que no se vislumbra un perjuicio para estos sectores.

Por el lado financiero, estos cambios se dan justo en un momento en que la Argentina está volviendo a los mercados de capitales, en un contexto de grandes necesidades crediticias. Nuestro país precisa conseguir algo más de US$ 30.000 millones el próximo año, los cuales se obtendrán a tasas más elevadas que las que tenían en mente las autoridades económicas.

En materia de política exterior, el desafío es aún más agudo. La Argentina debe focalizar sus acciones, más en la sustancia y menos en eventos de marketing que son sólo pasajeros. Las relaciones internacionales son un complemento de la política interna, cuya finalidad es contribuir a mejorar la calidad de vida de nuestra población.

Para lograrlo se debe encarar una agenda de negociaciones múltiples y simultáneas para abrir mercados no tradicionales a la producción nacional. La victoria de Trump no hace más que poner de relieve la necesidad de la Argentina de complementar lo hecho hasta el momento, con un programa integral de desarrollo humano, social y económico propio. No esperar de los demás, sino trabajar en fortalecer nuestra estrategia de país.

El autor es Miembro del Tribunal de Solución de controversias de la Organización Mundial de Comercio y ex presidente del Banco Central

Discurso conciliador

Apenas convertido en presidente electo, un Donald Trump más conciliador que el que se vio en la campaña llamó a la unidad de los Estados Unidos. El discurso tuvo un efecto positivo en varias bolsas de todo el mundo, ya que no sólo no se desplomaron tras la inesperada victoria del magnate -como preanunciaban los futuros en la noche electoral-, sino que retomaron las subidas y el Dow Jones marcó el jueves pasado un nuevo máximo histórico.

En primera persona Puntos de vista tras la elección de Donald Trump

Miguel Bein

Director de estudio Bein &Asociados

"Yo sigo creyendo en el libre comercio, pero coyunturalmente ha dejado de dar respuesta a sectores muy amplios de la población mundial. Y la respuesta a esa falta de dinamismo y falta de oportunidades son estos movimientos xenófobos, como lo de Trump"

Mónica de Bolle

Iinstituto Peterson para la economía internacional

"Si Trump sigue la visión proteccionista extremista que se vio en la campaña, puede ser muy perjudicial para la región, especialmente para paísescomo la Argentina"

Daniel Marx

Director de Quantum Finanzas

"Se puede esperar que esto afecte en algo el comercio en forma lenta e indirecta y por medidas fiscales que se cree que va a tomar; pondrá más presión a la suba de tasas de mediano y largo plazo, lo cual afectará el precio de las materias primas y encarecerá el costo del financiamiento"

Luis Palma Cané

Presidente de Fimades

"Si Trump hace la mitad de lo que prometió en la campaña, el panorama para la economía global es muy malo. A la Argentina la perjudicaría porque se demorará la integración con Estados Unidos y habrá fuga de capitales de los países emergentes. No obstante, puede ser que se cumpla el teorema de Baglini y deje de lado muchas de las cosas que dijo"

Dante Sica

Director de Abeceb

"En el corto plazo provocará una mayor volatilidad financiera que encarecerá el crédito, y en el mediano, un discurso de un mayor proteccionismo comercial que genera preocupación"

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.