La reorganización de Volkswagen tiene un largo camino que recorrer