Las prepagas también llevarán sus pedidos al próximo gobierno

Proponen bajar costos a través de ciertos alivios impositivos; reclamo a los gobernadores por Ingresos Brutos
Gabriela Origlia
(0)
12 de noviembre de 2019  

CÓRDOBA- Son varias las prepagas que al anticipar a sus clientes un aumento del 12% en diciembre -completarán 60,6% anual, incluyendo el de febrero que fue de 2018- incluyeron la leyenda: "A pesar de haberles planteado a las autoridades del gobierno nacional algunas alternativas de reducciones de costos en el plano impositivo que evitasen en gran medida este paso, la mayoría de ellas han sido evaluadas como de imposible puesta en práctica, lo que nos deja este camino como el único posible".

LA NACION confirmó que el sector privado ratificará sus pedidos a la futura administración de Alberto Fernández y que ya ha habido contactos en ese sentido con integrantes de sus equipos técnicos.

Las propuestas en el plano fiscal que realizó la salud privada -prepagas y prestadores- apuntaron a que las contribuciones patronales (19,5%) que paga el sector se equiparen con las de los colegios privados, que pagan 0% desde 2001; que el crédito fiscal generado por el IVA se pueda usar para pagar otros impuestos, y la eliminación del impuesto a los débitos y créditos (impuesto al cheque).

A los mandatarios de los 24 distritos del país les reclamaron reducir o eliminar el impuesto a los ingresos brutos, que en algunas jurisdicciones alcanza el 5%. Hasta ahora ninguna de las propuestas fue aceptada por las autoridades actuales; la más cercana a concretarse es la eliminación del impuesto al cheque. "Nos respondieron que desde el 1º de noviembre estaría operativa, pero no se publicó la resolución", dijo a LA NACION Claudio Belocopitt, presidente de la Unión Argentina de Entidades de Salud (UAS) y también de la firma Swiss Medical.

El directivo planteó que el 70% de los argentinos (unos 30 millones de personas) se atienden en el sector privado de la salud: "El Estado transfiere esta responsabilidad; en un año tan duro como este esperábamos que hubiera un gesto para amortiguar el impacto en los costos; el componente fiscal es clave en el global".

El empresario insistió en que aunque hay un "gran marketing" respecto del diálogo, después "todos miran para un costado; la salud no es un servicio suntuario. Subsidian el transporte y con nosotros ni siquiera deciden una baja fiscal", indicó Belocopitt.

Jorge Cherro, presidente de Adecra-Cedim (entidad que reúne a clínicas, sanatorios, hospitales privados y entidades de diagnóstico y tratamiento ambulatorio), planteó que los prestadores son la parte "más débil" de la cadena: "Los financiadores cobran por adelantado o, en el peor de los casos, a mes vencido, pero pagan con 90 y hasta 120 días de retraso". Agregó además que la Superintendencia de Salud les regula el precio a las prepagas, pero estas no trasladan todo el aumento. El costo laboral representa 74% del global seguido por los insumos médicos (13%) y las inversiones en infraestructura y equipamiento médico solo de mantenimiento, no de expansión (4%).

Al sector el Gobierno le dio la posibilidad de tomar la totalidad del mínimo no imponible a las cargas sociales, como lo hizo con las economías regionales. "Es un buen paliativo. Hay que seguir trabajando en un plan más integral, sumar la no devolución del IVA por las exenciones otorgadas a obras sociales y prepagas, y las altas tasas de II.BB. en las provincias", apuntó Cherro.

Hugo Magonza, titular de la Asociación Civil de Actividades Médicas Integrales (Acami), directamente definió como "fase terminal" los problemas de financiamiento de la salud privada. Indicó que, sin contar la suba de febrero, el alza de las prepagas alcanzará 53,1%, lo que lo deja por debajo de la inflación. "No hay ninguna manera de poder trasladar costos a precios porque la gente no los puede pagar; ya es así. Para salvar la situación debe haber exenciones impositivas. Por un lado tenemos aportes patronales y por otro, la gran mayoría de los conceptos están arancelados al 21% y termina siendo casi al consumidor final", apuntó.

Coincidió con Belocopitt en que el crecimiento del costo de la salud "se está tornando inmanejable; se requiere una política de Estado de largo plazo". Sostuvieron que se siguen agregando prestaciones obligatorias. "En el mundo se debate qué se incorpora y qué queda a cargo de la gente; la Argentina tiene el sistema más inclusivo y más amplio del mundo. ¿Es magia? No. Es así porque se está delegando al sistema privado", señaló el titular de Swiss Medical.

Propuestas y números

  • Desde 2012, según Acami, el índice de precios aumentó 1062% (se presume que este año terminará en 55%); el costo de la salud, 1306%, y el dólar, entre 1300% y 1400%, según cómo se calcule.
  • El sector planteó una baja de las contribuciones patronales (que se equiparen con las que pagan los colegios privados), que el crédito fiscal del IVA sirva para pagar otros impuestos, y la eliminación del impuesto al cheque.
  • En el sector también hicieron un pedido a los gobernadores. El foco estuvo en el impuesto a los ingresos brutos, que en algunas jurisdicciones llega al 5%, según advirtieron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.