Licores, té y miel hechos a partir de cítricos orgánicos

Una firma tucumana fabrica y exporta limoncello a Italia
Mercedes Colombres
(0)
27 de septiembre de 2005  

Si hay un aroma que caracteriza a Tucumán, ése es el del limón, del cual la provincia argentina es uno de los grandes productores mundiales. Sin embargo, aunque este sabor esté tan identificado con ese lugar, pocos saben que sólo un pequeño porcentaje de la producción de esta fruta es aprovechado para elaborar alimentos.

Valiéndose de este nicho, la firma tucumana Dell´Alcione decidió producir, comercializar y exportar el licor fino de limón (conocido en Italia como limoncello), utilizando cítricos orgánicos (no se aplican agroquímicos a las plantas). El producto tuvo tal aceptación, que llegó a la capital de esta bebida, Italia, y hoy se sirve en la Casa del Jazz, un restaurante romano que visitan estrellas como Meryl Streep o Robert de Niro.

Incentivada por el éxito, la firma busca nuevos horizontes y prevé lanzar una nueva gama de productos, que incluye aromas de limón orgánico para repostería y cosmética, té de cáscara, vinagre y aceites saborizados al limón. Además, Dell´Alcione lanzará a las góndolas la miel de limón, producida sobre la base de 500 colmenas orgánicas. "Este producto se venderá y exportará fraccionado, porque el negocio no es vender a granel, como se hace en la mayoría de los casos", dijo Luis Silvetti, presidente de la firma.

Hoy, Dell´Alcione provee a tiendas de productos finos, a los hipermercados Jumbo, exporta a Italia y a España, y está en tratativas para vender a Chile, Australia y Brasil. Para dar una idea del potencial de los productos gourmet en el mercado externo, Silvetti contó que, en un año, exportó 600 cajas de licor de limón, aunque su aspiración es llegar a 6000. Cabe destacar que, por ejemplo en Europa, cada botella del licor se cotiza de 7 a 10 euros.

Respecto del nacimiento del emprendimiento, Silvetti explicó: "Esta empresa nació porque siempre me pareció una lástima que sólo se usara el limón para productos semielaborados, desperdiciándose el gran potencial que tiene para productos alimenticios de alto valor agregado".

Para fabricar sus licores y demás derivados, Dell´Alcione adquiere su materia prima de la finca El Nogal, en La Cocha, Tucumán, que cuenta con una superficie 250 hectáreas. Allí, el ingeniero agrónomo Ramón Paz Posse cultiva los cítricos orgánicos que usa la firma.

Para la elaboración de sus productos, Dell´Alcione combina procesos artesanales y maquinaria de última generación. La fruta es pelada manualmente, algo que ya se dejó de hacer en Europa por los altos costos que implica. Luego, para el procesado, se usan equipos de producción italianos, que, trabajando en modo hermético, impiden la oxidación de los derivados y le aseguran estabilidad y duración del color y sabor, sin agregados.

Recientemente, para afianzar la expansión, la firma hizo un convenio con la Universidad de La Plata, para hacer intercambio de conocimiento, desarrollos conjuntos y marketing de nuevos productos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?