"Me postulo, pero no me llaman"

Pasa el tiempo sin trabajo y viene la desesperación; el candidato decide mandar su CV a todas las búsquedas que caen en sus manos; ¿es una buena estrategia?
Pasa el tiempo sin trabajo y viene la desesperación; el candidato decide mandar su CV a todas las búsquedas que caen en sus manos; ¿es una buena estrategia?
Gloria Cassano
(0)
10 de noviembre de 2013  

Cuando aumenta la desocupación, un dato emergente es la gran cantidad de presentaciones curriculares recibidas al publicar una búsqueda. Quienes no conocen los procesos de reclutamiento y selección pueden suponer que –para quienes los tienen a su cargo– semejante oferta es una suerte. No es así.

Hay personas –la mayoría, profesionales– que se postulan a todo. A veces da la sensación de que se equivocaron de aviso: son abogados y se postulan como especialista en impuestos. ¿El ejemplo parece exagerado? Se ve a menudo.

Este desenfoque genera un aumento de tiempo dedicado a la lectura –inútil– de antecedentes, pero es nuestra tarea. El inconveniente es para quien se postuló, porque los consultores o expertos en Recursos Humanos de las empresas ponemos atención y tenemos memoria: ver repetido un nombre y apellido aplicado a todo... va formando un concepto que termina siendo negativo sobre esos postulantes tan multifacéticos o tan entusiastas, ¿o tan verseros?

Este mensaje tiene por objeto recomendarles a quienes buscan empleo que pongan especial cuidado al leer los requisitos del puesto publicado. En detalle. De nada vale postularse cuando se solicita alguien bilingüe si no se sabe otro idioma que el de nacimiento. Ni aplicar como licenciado en Administración si estudió sociología. Ni es bien visto postularse para manejar un depósito si siempre trabajó como vendedor de seguros.

El 45% de quienes envían sus antecedentes a una búsqueda publicada, definitivamente no tiene nada que ver con lo que se publicó. El 25%, si bien está orientado hacia lo solicitado, excede en experiencia y cargo ocupado o la experiencia que tiene no alcanza para lo que se está pidiendo: hay quien se postula como gerente administrativo, pero recién se acaba de recibir de contador y tiene dos años de experiencia en tareas generales del área. O, viceversa, quien habiendo sido gerente se postula como empleado administrativo.

Es fácil escuchar decir que alguien se postuló a 30 avisos y de ninguno lo llamaron. Por eso sugerimos que, ante una búsqueda, lea cada punto requerido. En verdad necesitan a esa persona. En épocas de falta de empleo es comprensible que haya quienes por las dudas se presentan. Pero es mejor afinar el lápiz. Y la puntería. Se necesita trabajar mucho para encontrar un buen trabajo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.