Murió el empresario Alejandro Bengolea, nieto de Amalita Fortabat

Tenía 50 años y era el heredero de la fortuna de su abuela, la dueña de la cementera Loma Negra, que él también manejó entre 2000 y 2002
(0)
21 de abril de 2015  • 17:07

El empresario Alejandro Bengolea, nieto de la fallecida titular de la cementera Loma Negra, Amalia Lacroze de Fortabat, falleció a los 50 años, según pudo confirmar LA NACION. Era uno de los herederos de la fortuna que forjó su abuela, fallecida en 2012.

Era el primogénito de la única hija de "la dama del cemento" y tenía dos hermanas, Bárbara Bengolea y Amalia Amoedo, fruto del segundo matrimonio de su madre. "Mis hermanas (que también trabajan en el grupo) son extraordinarias, me levantan la autoestima., decía Alejandro, que cultivó el bajo perfil.

Bengolea tomó el control de la empresa entre 2000 y 2002. En una entrevista con LA NACION en 2000, se definía como un "familiero", a quien le gustaba dedicar los fines de semana íntegramente a sus hijos y a su esposa, Zelmira Peralta Ramos. "En la semana trabajo 14 horas por día, así que aprovecho las mañanas para llevar a los chicos al colegio", contaba.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.