El capitalismo que se viene: seis expertos anticipan cómo será el nuevo orden mundial

En las últimas semanas Estados Unidos vivió una serie de grandes protestas y manifestaciones
En las últimas semanas Estados Unidos vivió una serie de grandes protestas y manifestaciones Crédito: Getty Images
Talib Visram
(0)
20 de junio de 2020  • 03:35

1. Sarah Miller

Directora ejecutiva del American Economic Liberties Project, que promueve normativa antimonopólica y rendición de cuentas por las corporaciones.

Uno de los mayores desafíos que hemos visto exacerbados por la pandemia es la cuestión de Amazon: la cantidad de poder económico y político que ha generado para Jeff Bezos. También trabajamos mucho respecto de Facebook y Google. Estas tres compañías se cuentan entre los monopolios más peligrosos desde una perspectiva social y democrática. Nuestros entes reguladores -nuestro gobierno- les han permitido monopolizar los mercados de publicidad.

Hemos visto el inmenso poder de Amazon como intermediaria en la economía entre empresas y consumidores. La hemos visto tomar decisiones respecto de quién puede vender y quien no puede vender, respecto de lo que es esencial y lo que no es esencial. La hemos visto aprovechar su poder político para abusarse de los trabajadores e impedirles trabajar con seguridad. Más recientemente vimos a Amazon decirle al Comité judicial de la Cámara baja [que pidió el testimonio de Bezos respecto de las prácticas empresarias anticompetitivas de Amazon] básicamente que se fuera al diablo. Eso muestra la cultura de falta de respeto por la democracia que los monopolios tienden a tener. Y a eso hay que agregarle la noticia de que Bezos podría convertirse en billonario en siete años. ¿Es esa realmente la clase de poder económico y político que queremos que genere nuestra economía para una sola persona?

Al mismo tiempo hay más conciencia en todos los sectores de que la concentración de poder en el sector privado es un problema, que esta crisis lo va a empeorar y de que el gobierno tiene un rol que cumplir. Hay conciencia de que probablemente vamos a salir de esto con un sector de pequeñas empresas diezmado y más poder en las grandes corporaciones.

Sarah Miller: "Amazon, Facebook y Google se cuentan entre los monopolios más peligrosos desde una perspectiva social y democrática"
Sarah Miller: "Amazon, Facebook y Google se cuentan entre los monopolios más peligrosos desde una perspectiva social y democrática"

Nos guste o no la economía está siendo reestructurada y nuestras instituciones democráticas tienen que cumplir un rol. Y no hay ninguna solución de una sola bala: ninguna ley Dodd-Frank para responder al poder privado concentrado. Realmente se trata de una reorientación de las prioridades y reaprender cómo usar y crear nuevas herramientas en el Estado para resolverlo. Eso va a exigir mucha investigación, mucho estudio y una actitud de confrontación hacia los monopolios. La ideología ampliamente compartida de que "no deberíamos castigar el éxito", que las compañías inmensas y poderosas traen grandes beneficios o que podemos mantenerlas bajo control a través de limitaciones a su poder, simplemente no es un camino sustentable ni seguro.

Lo primero y lo más fácil de hacer es detener las fusiones durante la crisis. Hemos visto legislación que lograría eso: Amy Klobuchar y Elizabeth Warren y David Cicilline enviaron una carta a la FED pidiendo que eso sea una condición para tener acceso a fondos de rescate del Estado. También tenemos que mirar los acuerdos comerciales y ver cómo benefician a las corporaciones más grandes y como eso consolida su poder. Tenemos que analizar muchos actores corporativos específicos y revitalizar la Comisión Federal de Comercio y tener comisionados que usen esa autoridad. Lo mismo respecto del departamento de Justicia. Lo mismo respecto del Departamento de Defensa.

Queremos que los demócratas vean esto como una crisis humanitaria tanto como un momento en el que vamos a tomar decisiones respecto de quien va tener poder en la economía y quien va a perder poder.

2. Demond Drummer

Director ejecutivo y cofundador de New Consensus, organización que promueve una visión de un sector público robusto que ayude a moldear activamente la economía y los mercados.

Habíamos delineado un conjunto de proyectos nacionales para modernizar el sistema energético del país y el modo en que consume energía y el modo en que producimos alimentos. Pero en febrero era difícil argumentar que necesitábamos un programa de empleo en el país porque la gente decía: "el desempleo está tan bajo". Bueno, la gente tenía malos trabajos y en algunos casos varios empleos. Ya era una situación terrible para la mayoría de la gente.

No tenemos que argumentar que necesitamos inversión pública robusta para crear y estimular buenos empleos, porque está claro: 40 millones de personas están desocupadas en los Estados Unidos y un número creciente de personas que tenían empleo ahora están subempleadas. Ahora podemos tener ese debate acerca del empleo.

¿Qué más sucede? Si se pierde el empleo, también se pierde el seguro de salud. Ahora hay más argumentos en favor de alguna forma de servicios de salud universales.

Todo lo que yo llamaría el paquete del "Green New Deal" (conjunto de propuestas para abordar el calentamiento global) ahora está muy a la orden del día y de manera mucho más urgente, no solo desde el punto de vista del estímulo económico sino desde el punto de vista de la sustentabilidad.

Demond Drummer: "Este es un momento hermoso para traer de vuelta al país a la industria sustentable"
Demond Drummer: "Este es un momento hermoso para traer de vuelta al país a la industria sustentable"

Este es un momento hermoso para traer de vuelta al país a la industria de un modo sustentable. Creo que este es un momento de construir aquí, fabricar aquí, cultivar aquí, y no en un marco extraño nacionalista, sino en el sentido de que tenemos que ser capaces de construir las cosas que necesitamos en el caso de que este tipo de cosas vuelvan a suceder. Y lo van a hacer. Tenemos que tener una manera de producir manufactura que tenga mayor capacidad de recuperación. Y si eso crea empleo, tanto mejor.

Vamos a presentar un paquete de propuestas que van desde la energía pasando por la manufactura y hasta los alimentos, que pueda hacer avanzar este país a una era de fortaleza y vitalidad. Las herramientas existen.

No soy optimista respecto de que veamos algún tipo de cambio natural en el pensamiento y la visión política, basta ver lo que nos metió en esta crisis.

Sí creo que tenemos urgencia y un conjunto de datos inmediatos y de experiencia vivida que puede explotarse para explicar a la gente y comunicar lo que se necesita hacer y cómo podemos hacerlo. La gente puede estar abierta a soluciones alternativas.

3. David Autor

Profesor de la cátedra Ford de Economía en el MIT. Economista laboral centrado en la desigualdad y las oportunidades para personas que no tienen alto nivel de educación.

Hay dos aspectos de la crisis del Covid-19. Uno es en el corto plazo: ¿quién lleva la carga y como puede ser reducida en alguna medida? El segundo es en el largo plazo: ¿qué significa esto para la estructura de ingresos y empleo y oportunidades para los mismos grupos de trabajadores? Desgraciadamente las perspectivas de más largo plazo también son adversas.

A largo plazo mi preocupación es que van a cambiar los patrones de consumo. Un ejemplo tiene que ver con los viajes por negocios, que mueven mucho del dinero en el sector de la hospitalidad, porque los viajeros por negocios pagan la tarifa completa en el avión. Pagan la tarifa completa en hoteles en días de semana. Pueden cargar sus comidas a la cuenta de gastos de sus empresas. Es difícil creer que no vaya a haber una gran reducción en los viajes por negocios a largo plazo, porque la gente ha advertido que simplemente no es tan necesario como pensaban.

David Autor: "A largo plazo mi preocupación es que van a cambiar los patrones de consumo"
David Autor: "A largo plazo mi preocupación es que van a cambiar los patrones de consumo"

En forma similar la gente irá menos a las oficinas, lo que significa menos servicios de limpieza, menos personas saliendo a comer, menos servicios de locación, menos Uber. Y finalmente creo que los empleadores están descubriendo muy rápidamente qué trabajadores no necesitan. Y no hay motivo para pensar que los empleadores des-descubrirán eso en cuanto termine la crisis

Esta pandemia acelerará el proceso de automatización. A la larga eso tiene algunos beneficios. Podemos aumentar la productividad; tecnologías que antes recién estábamos comenzando usar, ahora advertiremos lo bien que podemos hacer que funcionen. Pero también significa que aunque hay poca demanda en el mercado laboral -con millones de personas dispuestas a volver a sus empleos- muchas firmas pueden llegar a decir: "en realidad descubrimos como hacer eso sin gente". También va a haber un traspaso de actividades de pymes a empresas más grandes.

El Estado es el único actor que realmente tiene la capacidad para actuar a la escala necesaria. Acabamos de gastar 10% del PBI en un rescate; ¿por qué no gastamos otro 10% en inversión? Creemos un Plan Marshall para Estados Unidos: reconstruir la infraestructura estadounidense, invertir en escuelas y rehacernos. EE.UU. tiene una capacidad de endeudamiento ilimitada y las tasas de interés están en cero. Este es el momento de usar eso.

Hemos hecho algo bastante radical con la red de contención social en el último par de meses: decidimos que un montón de gente que no era parte del sistema de seguro de desempleo debía recibir el beneficio. Podríamos hacer eso más ampliamente: podríamos hacer que el sistema de seguro de desempleo tuviera más alcance. Formalicemos eso ahora. Y luego podemos usar la crisis como una oportunidad para invertir en capacitación. Hay muchas cosas que hemos estado haciendo extensivamente en la forma de educación presencial que potencialmente pueden hacerse de manera menos costosa e igualmente eficiente. Capitalicemos eso.

4. Rebecca Henderson

Profesora de Economía en la Harvard Business School, es la autora de Reimaginar el capitalismo en un mundo en llamas.

Antes de la pandemia muchos empresarios dirían "me importa la desigualdad y es importante pero tengo que manejar una empresa". No era tan evidente que la desigualdad fuera un problema de negocios inmediato. Ahora está mucho más claro. Las empresas no pueden decir simplemente: "que otro se encargue".

Basta ver los estados compitiendo por equipo médico vital entre sí. ¿Dónde está la fuerza de tareas federal que aproveche el poderío de Estados Unidos? El sistema político está quebrado. La idea de que el Estado debe tener un rol central ha sido deslegitimada. Podemos discordar respecto de qué tamaño debe tener el Estado y cuáles exactamente deben ser sus límites. Pero la idea de que el Estado es una cosa buena y es fundamental para la salud de la sociedad. No debiéramos estar en desacuerdo respecto de eso.

Rebecca Henderson: "Históricamente los grandes cambios en los sistemas políticos tienden a venir en tiempos de crisis"
Rebecca Henderson: "Históricamente los grandes cambios en los sistemas políticos tienden a venir en tiempos de crisis"

¿Qué puede hacer el sector privado para ayudar? Las empresas pueden dejar de demonizar el Estado. Los líderes empresarios tienen un rol que cumplir en hacer avanzar la sociedad: primero, haciendo lo que puedan en sus empresas para dar respuesta a problemas sociales y ambientales, luego cooperando con otras firmas para dar respuesta al daño ambiental y a la desigualdad en cada industria. Pero por supuesto que no vamos a resolver un asunto como el cambio climático sin la normativa apropiada y apoyo para la transición. No vamos a solucionar la desigualdad sin nuevas políticas para el mercado laboral, sin inversiones en educación y salud. La respuesta es el Estado; el Estado en asociación con las empresas.

Creo que con suerte la pandemia traerá algo bueno. Históricamente los grandes cambios en los sistemas políticos tienden a venir en tiempos de crisis. Esta crisis puede ser ese tipo de crisis. Pero podría ser como 2008, donde cubrimos las apariencias y de algún modo seguimos adelante.

5. Tom Steyer

Candidato presidencial demócrata en 2020, es el fundador de NextGen America, una organización dedicada a movilizar votantes de menos de 35 años

¿Qué significa el "restart" de California? No queremos volver a enero de 2020. Queremos algo mejor, más justo, más equitativo, más sustentable. Y queremos asegurarnos de tener las comunidades de bajos recursos que han soportado lo peor de la pandemia del Covid-19 y la caída económica, como primera prioridad al adoptar acciones al corto plazo y elaborar política para el largo plazo.

Va haber un gran programa de construcción. No está claro exactamente como se verá eso pero sabemos que hacerlo de un modo sustentable es la mejor manera de invertir.

Tom Steyer: "No queremos volver a enero de 2020"
Tom Steyer: "No queremos volver a enero de 2020" Fuente: Reuters

Debemos crear más empleos en el corto plazo y desarrollar una infraestructura que nos sostendrá a largo plazo, en términos de preservar el mundo natural, pero también en términos de hacer que sean mucho más bajos los costos para los estadounidenses.

Una de las cosas que es cierta en el muy corto plazo, pero también mirando hacia delante, es que no tener igual acceso a Internet de alta velocidad es una profunda fuente de desigualdad. Si uno no puede recibir educación online y offline está en una severa desventaja. Al volverse más relevante la telemedicina, si uno no puede acceder a Internet de alta velocidad va a estar en una situación menos favorable. Dado el alto desempleo queremos recapacitar y readecuar a los trabajadores. Pero si uno no puede participar online eso va ser una severa desventaja.

6. Stephanie Kelton

Profesora de Economía y Política Pública en la Stony Brook University. Fue asesora económica de Bernie Sanders en su campaña presidencial de 2016.

La gente dice queremos volver a la normalidad; solo queremos volver a como estaban las cosas. Un momento: La manera en que estaban las cosas es la razón por la que hoy estamos como estamos.

Un punto a tener en cuenta es la desigualdad. ¿Por qué la gente negra soporta en forma desproporcionada el daño, tanto físico como económico, en la crisis del coronavirus? ¿Por qué es que 30 millones de personas acaban de perder su seguro de salud patrocinado por su empleador y alrededor de 40 millones perdieron sus empleos? El hecho es que atamos la salud al empleo. Y ahora tenemos gente que no puede cubrir los pago de su vivienda y de la deuda por sus estudios.Estas no son meras imperfecciones, son fallas en el diseño con profundas raíces. La manera en que hemos construido nuestra economía en los últimos 40 años nos ha dejado vulnerables en muchos sentidos. Los eventos recientes hacen que la gente vea esto con más claridad pero también está ese marco que dice que la salida no es a través de la Reserva Federal. Va a tener que ser a través de un compromiso sostenido con la política fiscal.

Stephanie Kelton: "La manera en que hemos construido nuestra economía nos ha dejado vulnerables en muchos sentidos"
Stephanie Kelton: "La manera en que hemos construido nuestra economía nos ha dejado vulnerables en muchos sentidos"

Y la única manera en que vamos a lograr compromiso con una política fiscal es si permite respirar a todos, como si se aplicara la técnica Lamaze al gasto deficitario. Para que podamos respirar profundo, exhalar respirar y permitir que el déficit se haga tan grande como sea necesario para sanar y reparar y permitirnos reconstruir el tipo de economía que, en la medida que podamos, dé respuesta y elimine esas vulnerabilidades.

Muchos creímos que luego de la crisis financiera de 2008 había una oportunidad, pero esta es más grande. Hay tanto que depende del virus: posiblemente podríamos tener tres o cuatro años sin vacuna. Y por tanto en la medida que esta cosa posiblemente vuelva a aparecer periódicamente y tengamos que enfrentar brotes y cierres vamos a tener una situación donde muchos sectores van a ser la sombra de lo que fueron y algunos no van a sobrevivir directamente. Muchos de los empleos que se han perdido no volverán nunca. La economía va a cambiar, el modo en que trabajamos, la manera en que el consumidor quiere gastar, muchas cosas van a cambiar.

Lo último que quiero es ver que todo se cae y luego tener que levantar las piezas y tratar de rearmarlas exactamente de la manera que estaban ensambladas antes. Uno quiere rearmar de modo diferente: uno quiere construir mejor, construir más inteligentemente, construir más seguro, construir más fuerte, construir con mayor capacidad de recuperación.ß

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.