Netflix quiere seducir al mercado europeo e ironiza con la serie House of Versalles

La compañía tiene casi 48 millones de clientes en el mundo, y se propone un crecimiento mayor fuera de Estados Unidos; prevén que habrá más producciones propias
Emily Steel
(0)
3 de agosto de 2014  

NUEVA YORK.- Netflix hizo ruido por primera vez en materia de programación original con House of Cards (Castillo de Naipes), el drama político en Washington. ¿Lo que viene será House of Versalles? Ésa es la estrategia que Reed Hastings, CEO de Netflix, trató de expresar, en broma, días atrás, cuando la compañía intentó dejar en claro que, al llegar a la madurez su crecimiento en Estados Unidos, tiene la mira puesta en la expansión internacional.

Netflix superó los 50 millones de usuarios de su servicio de streaming, incluidas pruebas gratis, en el segundo trimestre del año. Casi tres cuartos de sus usuarios están en EE.UU. Pero para el futuro espera que una porción creciente de los clientes provengan de otros países.

"El 95% de las personas del planeta viven fuera de EE.UU.", dijo Hastings en una entrevista telefónica. Agregó: "Queremos llevar nuestros servicios a la mayor cantidad de naciones que sea posible".

Netflix incrementó el total de suscriptores pagos a 47,99 millones en el segundo trimestre, un aumento de 34,7% anual. Los ingresos subieron 25,3% respecto del mismo trimestre de 2013, y llegaron a US$ 1340 millones. Los ingresos netos fueron de US$ 71 millones, o US$ 1,15 por acción, en el trimestre, comparados con US$ 29,5 millones de hace un año.

Los resultados subrayan un cambio general en los negocios de Netflix. Hace tres años la compañía estuvo en graves problemas por un plan de subir precios y dividirse en dos firmas: una, encargada de envíos de DVD por correo, y otra, del servicio de streaming. El precio de las acciones cayó de poco menos de US$ 300 a menos de US$ 53.

Netflix pidió disculpas y abandonó el plan. Desde entonces su negocio se recupera a paso firme. Las aplicaciones van reemplazando los canales de TV tradicional. Para atraer suscriptores, Netflix volcó recursos a tener programación exclusiva y series originales, incluidas House of Cards, que tiene el aplauso de la crítica, y Orange is the New Black (El naranja es el nuevo negro) comedia dramática ambientada en una prisión.

Ahora que el crecimiento de su servicio de streaming local está en desaceleración, Netflix apuesta a la expansión global. Disponible en 40 países, Netflix tiene planes para introducir su servicio en una cantidad de mercados europeos en septiembre. Incluyen Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo y Suiza.

"Bromeamos con que House of Cards será House of Versalles", dijo Hastings cuando se le preguntó por cuestiones de programación en Francia, donde las compañías tienen que financiar producciones locales.

La expansión ampliaría el mercado internacional a más de 180 millones de hogares con banda ancha.

"Hay creciente demanda de control y que el consumidor pueda hacer clic y ver lo que quiere, y es por eso que impulsamos la expansión internacional", dijo Hastings en una videoconferencia con inversores.

Michael Nathanson, analista de medios de MoffetNathanson Research, dijo que Netflix logró navegar un mar de desafíos. "La gente decía que no lograrían construir un negocio sobre la base del streaming y lo han hecho", comentó. "La gente dijo que no podrían crear un negocio de contenido original y lo han hecho. Llegaron aquí siendo inteligentes y hábiles."

La expansión tiene su costo. La compañía debe comprar derechos de contenidos en nuevas regiones y comercializar el servicio a un nuevo conjunto de clientes. Netflix no tiene los derechos de House of Cards en algunos territorios, por ejemplo.

En su presupuesto anual, la firma cuenta con US$ 3000 millones para contenidos, más de US$ 500 millones para marketing y más de US$ 400 millones para desarrollar tecnología. Entre las nuevas series en preparación están la aventura histórica Marco Polo, Marvel's Daredevil, de Marvel Televisión, y una tercera temporada de Orange is the New Black.

En mayo Netflix subió la tarifa mensual de US$ 7,99 a US$ 8,99 para nuevos suscriptores (los actuales mantienen la tarifa actual por dos años). La compañía dijo que prevé incrementar el total de usuarios de 3,69 millones a 53,74 millones en el tercer trimestre. En el segundo, ganó 1,69 millones de suscriptores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.