Pantallas de notebooks que cumplen las funciones de tabletas

Microsoft lanzó un híbrido táctil, el Surface Pro, que impulsa la categoría y tiene como rival a la Smart PC, de Samsung
David Pogue
(0)
28 de abril de 2013  

Nos guste o no, Windows 8 fue diseñado para pantallas táctiles. Sin embargo, la mayoría de las PC no cuentan con ellas... "aún", dice Microsoft. Con la premisa de que Microsoft sabe de lo que habla, una compañía tras otra ha introducido nuevas computadoras, en su mayoría notebooks , con pantallas táctiles para Windows 8.

Muchas tienen pantallas que se dan vuelta, rotan o se desprenden, de modo que pueden usarse como notebooks o tabletas. De todas formas, la mayoría usa un procesador de baja potencia, por lo que, si bien tienen suficiente capacidad para las aplicaciones de tableta, resultan lentas para tareas de PC.

Eso no sucede con la Surface Pro de Microsoft, que contiene un poderoso procesador. En su análisis se señaló que era un híbrido increíblemente bien realizado. Tiene media pulgada de grosor y pesa un kilo, pero el soporte que se abre de la parte posterior y el teclado/tapa de la pantalla permiten convertirla en una PC de escritorio en segundos. Sus limitaciones son la batería de poca duración, el teclado demasiado pequeño y una capacidad de almacenamiento limitada.

Un correo de lector me cuestionó que hubiera escrito sobre la Surface Pro sin mencionar la Samsung ATIV Smart PC Pro 700T. Tiene el mismo procesador, pero mayor duración de la batería, pantalla y teclado más grandes, 1080p de resolución y más capacidad de almacenamiento. Y pesa menos de un kilo.

Me quedé boquiabierto. Es obvio que Microsoft había puesto hasta la última gota de talento ingenieril del que dispone en la Surface Pro. ¿Es posible que Samsung ya tenga algo mejor? Lamentablemente no es así. Mi lector estaba equivocado respecto de un par de cosas.

Sí, este modelo pesa menos de 1 kilo, pero ése es el peso de la pantalla (tableta) por sí sola. Con el teclado, pesa 1,75 kilos. Por otra parte, todas sus entrañas están en la pantalla. Esto hace que, cosa extraña, la mitad superior pese más y sea más gruesa que la inferior, que contiene sólo el teclado.

Cuando se desmonta la pantalla -que tiene buena definición y es luminosa-, la tableta se siente rara. Es demasiado gruesa y pesada. Al ser táctil, debe usarse con los dedos, pero en un rincón tiene guardado un lápiz, con el que se pueden escribir notas y navegar.

La Smart PC de "128-gigabytes" ofrece sólo 60 gigabytes libres para guardar archivos, pero hay una ranura para expandir la memoria. Su velocidad es excelente. Y no se puede negar la utilidad de poder usar verdadero software de Windows en una tableta con pantalla táctil.

Samsung dice que ella ofrece una batería con ocho horas; en el mundo real dura más bien cinco. Eso es más que la Surface Pro, pero nada comparado a las notebooks .

El comentario en la calle es que ni Windows 8 ni las tabletas de Microsoft se están vendiendo demasiado. Es bastante probable que la Samsung tampoco lo logre. Dicho de otro modo, puede ser que los compradores de computadoras no estén especialmente interesados en pagar un alto costo a cambio de poder convertir sus notebooks en tabletas, o viceversa. No sería la primera vez que los fabricantes estuvieran más entusiasmados con una categoría que sus clientes.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.