Para Sandleris, una dolarización electoral no hará daño esta vez

El jefe del BCRA juzgó posible ese riesgo, pero insistió en que habrá capacidad para neutralizarlo
Javier Blanco
(0)
17 de julio de 2019  

Será por aquello de que quien "se quemó alguna vez con leche ve una vaca y llora" o porque a esta altura está claro que otro episodio de corrida sepultaría cualquier chance de reelección del Gobierno.

Lo cierto es que ayer el presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, dedicó casi toda su presentación del Informe de Política Monetaria (IPOM) a tratar de mostrar que aunque la temida dolarización electoral llegue (como parece haber comenzado a insinuarse en estos días), esta vez no tendrá poder dañino sobre la economía.

El especial énfasis que puso al respecto lució destinado a responder las advertencias que aparecieron ayer en el reporte con el que el FMI dio por aprobado un nuevo desembolso del crédito por US$5385 millones que llegó ayer e hizo saltar las reservas del BCRA de US$63.559 millones a US$68.739 millones (5180 millones).

Según ese documento, para el staff del organismo, el principal riesgo que enfrenta la economía local sigue siendo "un cambio en las preferencias de cartera con respecto a los activos argentinos ante las crecientes incertidumbres sobre el panorama político futuro".

Eso, describen, "derivaría en un aumento de la dolarización" y en un regreso de las "presiones de devaluación", que a la vez darían nuevo impulso a la inflación, acotaron.

El énfasis que puso el FMI en ese recordatorio fue proporcional al esfuerzo que hizo Sandleris por reconocer el riesgo de un súbito aumento en la demanda de dólares producto de la incertidumbre política, pero, al mismo tiempo, mostrar que -de ocurrir- esta vez no hay riesgo de que derive en corrida.

El funcionario se mostró confiado en que la oferta de dólares se mantendrá elevada y estable en la segunda parte del año, generando un excedente de US$16.000 millones, entre los aportados por el sector cerealero y los que sumará el Tesoro con sus ventas diarias por US$60 millones, que será superior a la de US$12.300 millones registrada en igual período del año pasado.

El dólar volvió a subir

Sandleris buscó todo el tiempo mostrar que la potencial mayor demanda estará correspondida por una oferta de divisas. Incluso abundó al preguntarse: "¿Qué quiere decir todo esto?: que perfectamente los individuos, instituciones y otros pueden demandar dólares porque están y estarán para que se los lleven".

Además, recordó que, de ser necesario, el BCRA "tiene posibilidad de intervenir" en el mercado y admitió que se le pidió al FMI un mayor poder de ventas en futuros cambiarios "porque nunca está de más tomar los recaudos que se necesiten".

Sus definiciones llegaron tras dos días de suba del dólar que pusieron en duda la sensación de paz que había en la plaza. El billete volvió a avanzar 0,6% ayer (cerró a $42,66 y 43,78 para venta mayorista y minorista), aunque limitó su avance porque el BCRA intervino en futuros vendiendo contratos a vencer a fin de julio y agosto por el equivalente a casi US$300 millones.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.