Precios: el interior registra faltantes de productos en góndolas de alimentos

Crédito: Twitter
Gabriela Origlia
(0)
17 de enero de 2021  • 18:33

CORDOBA.- Supermercados regionales, autoservicios y almacenes hicieron sentir sus reclamos por problemas en la entrega de productos de primeras marcas, en especial aceites, arroz, yerbas y algunas conservas. Las fuentes consultadas por LA NACION adjudican el problema a los tironeos entre el Gobierno y los fabricantes por las actualizaciones de los precios. Incluso apuntan que antes de cada renovación de programas como Precios Cuidados que sigue con subas promedios de 5,6% y 600 artículos. Desde la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal) indican que hay volúmenes comprometidos bajo ese esquema y que es decisión de las empresas cómo distribuirlos.

Víctor Palpacelli, presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios, explica que los faltantes son generales aunque admite que en las superficies más chicas "se notan más" y atribuye el problema a un combo de factores como el impacto de casos de Covid-19 en los programas de producción, las licencias por la época del año y cierta "reticencia" en las entregas.

El aceite es el producto más problemático: hay marcas como Cañuelas que prácticamente desaparecieron de las góndolas y es difícil encontrar variedad de presentaciones. Aunque en las últimas semanas incidió el paro de los trabajadores del sector, todas las fuentes ratifican que el tema viene desde hace meses.

Las estimaciones de los representantes de autoservicios y almacenes es que hay empresas de primera línea que están entregando "entre el 30% y 40% de lo que corresponde". Daniel Funes de Rioja, titular de la Copal, indica que la primera razón es que en los acuerdos Precios Cuidados hay "volúmenes comprometidos" que son gestionados por las empresas y que, en general, van a las grandes cadenas. De las 270.000 bocas de la Argentina, el 30% corresponde a ese segmento.

"Nadie puede comprometerse a entregar más de lo que puede producir; aunque la capacidad instalada se usa al 60% no hay financiamiento para más -agrega-. También hay que considerar que puede haber problemas por falta de insumos y por las licencias de verano. No hay ninguna decisión de retacear; podría influir también el estoqueo de no perecederos por parte de los consumidores". Hace una semana y mediante un un comunicado, la Copal sostuvo que mientras que el Índice de Precios al Consumidor de alimentos y bebidas alcanzó el 40,4% en 2020, el universo de productos representados por la entidad y que son regulados por el Gobierno registraron un alza de entre 4% y 10,8% mientras que hubo subas de costos de hasta 100%.

Fernando Savone, presidente de la Federación de Autoservicios, Almacenes, Supermercados y Polirubros de Buenos Aires, adjudica parte de los faltantes al debate entre el Gobierno y las empresas por la actualización de precios: "Vemos que hay reetiquetado de algunos artículos y, de esa manera, quedan fuera del programa". Grafica con algunos aceites que agregaron el concepto "alto oleico" y menciona que el de girasol -uno de los más demandados en el país- "no se consigue fácilmente; cada vez hay más mezcla".

"En los hechos hay cuotificación que es una forma de retacerar mercadería sin que desaparezca del todo -describe Vanesa Ruiz, gerenta del Centro de Almaceneros de Córdoba-. Hay momentos en que reponen y otros en donde no bajan ni la marca ni la presentación que se quiere comprar. Es una conducta que empieza por las primeras marcas pero que se extiende. La tendencia arrancó con los programas de precios y nunca se reestableció la normalidad".

Su par de Río Cuarto, Adrián Morales, ratifica que lo más "notorio" es aceites. "Esta semana no había de 900 centímetros cúbicos ni de 1,5 litros; es un artículo muy sensible y no hay con qué sustituirlo". Los problemas alcanzan también a yerbas y arroz (la marca más popular de la Argentina registra faltantes) y enlatados de pescado y legumbres.

Desde el Centro de Almaceneros de Rosario, Juan Milito, habla más de "restricciones" que de faltantes y lo relaciona con la discusión de precios. "No podemos decir que falta, pero sí que hay marcas de aceite y yerba que se entregan mucho menos y de presentaciones que tampoco están. Eso se nota hace meses y especulamos que es por los precios".

Savone plantea que los locales intentan reemplazos por marcas de Pymes nacionales. "El consumidor va aceptando porque hay diferencias significativas de precios y porque las calidades son muy buenas". Para Ruiz está claro que respecto a un año atrás la variedad de productos es "mucho menor". Palpacelli espera que las conversaciones entre Gobierno e industria terminen en un acuerdo. "Tengo expectativas de que haya un equilibrio que nos favorezca a todos los eslabones", resume.

Desde la Secretaría de Comercio Interior indicaron que en 2020 se realizaron 21.000 fiscalizaciones en todo el país en conjunto con provincias y municipios; hubo 230 clausuras, fundamentalmente por incumplimiento en los precios máximos. En cuanto al abastecimiento, apuntaron puede haber algunos faltantes puntuales, sucedió con la lavandina y el alcohol en gel apenas comenzó la pandemia, también hubieron durante la cuarentena dura debido a problemas de logística con la restricción de circulación e incluso faltas de tapas de empanadas y tartas por casos Covid con el consecuente cierre temporal en plantas.

Fuentes de la Secretaría insistieron en que "se va trabajando para que haya provisión de productos en todo el país". En el caso del aceite, sostuvieron que lograron, en colaboración con el Ministerio de Agricultura, "que se suscriba un acuerdo para implementar un mecanismo de financimiento que permita asegurar un precio accesible". "Seguimos trabajando en ese sentido y siempre que estamos próximo al vencimiento de los precios máximos se suscitan este tipo de reclamos que son temporales", agregaron.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.