Proponen construir una autovía entre Córdoba y Río Cuarto

Se trata de un proyecto del grupo Eurnekian, que deberá competir en una licitación
(0)
28 de septiembre de 2005  

El Gobierno sumó ayer otra iniciativa privada para construir 177 kilómetros más de autopistas. En la Casa Rosada, el presidente Néstor Kirchner recibió un proyecto de la Corporación América y la constructora Helport para construir una autovía de dos carriles de circulación por mano para unir las ciudades de Río Cuarto y Córdoba sobre la traza de la actual ruta 36.

La obra demandaría una inversión de 530 millones de pesos, de los cuales 210 millones serán destinados a modificar los cruces de la ruta con las localidades que atraviesa, y los restantes 320 millones, a duplicar la calzada.

El proyecto fue presentado como una iniciativa privada, un régimen recientemente aprobado por el Gobierno. Este sistema establece que quien presente el proyecto -una vez que sea declarado de interés público-, tenga la posibilidad de adjudicarse la obra si la diferencia con quien realice la mejor oferta en la licitación es inferior al 5 por ciento. Además, si esa diferencia se ubica entre el 5 y el 20 por ciento, la empresa que presentó la idea podrá igualar la mejor oferta y quedarse con la obra.

Después de la presentación formal, el Gobierno deberá declarar a la iniciativa de interés público. Sólo entonces llamará a licitación para iniciar los trabajos.

El presidente de Caminos de América -que actualmente tiene la concesión de la ruta 8- y representante de la Corporación América y Helpot, Juan Manuel Collazo, se mostró confiado en que el Gobierno ponga en marcha la iniciativa. "Al Presidente le gustó la idea y preguntó cuándo podría estar aprobado el proyecto. Creemos que en abril o mayo próximo se podrían comenzar las obras", dijo Collazo.

Kirchner recibió en la Casa de Gobierno al empresario Eduardo Eurnekian, uno de los dueños de Corporación América; al gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, y a los jefes comunales de Córdoba y Río Cuarto, Luis Juez y Benigno Rins.

Sin fondos públicos

Finalizado el encuentro, el secretario de Obras Públicas, José López -que también estuvo en la reunión-, subrayó que el gobierno nacional "no invertirá fondos" para llevar adelante esta obra, que beneficiará a más de 1,5 millones de personas que circulan anualmente por el corredor, y añadió que "en 60 días estará" en condiciones de ser aprobada, para su posterior llamado a licitación.

El gobernador De la Sota estimó que los trabajos, una vez aprobado el proyecto por el gobierno nacional, comenzarían "en el primer trimestre del año próximo".

Para el mandatario cordobés, la obra "va a crear condiciones de seguridad vial que son fundamentales, mejorará el transporte de cargas entre lo que es el nudo comercial y empresarial, y lo que es el segundo nudo en importancia económica de la provincia, que es la ciudad de Río Cuarto".

Uno de los inconvenientes que deben resolver funcionarios de la Nación, la provincia y los municipios involucrados radica en modificar los cruces de la actual ruta con los accesos a las localidades. "Nosotros hemos proyectado un sistema de desvíos (by pass). Pero los municipios se deberán acostumbrar a que la ruta no atraviese el pueblo, como sucede actualmente", dijo Collazo.

El recupero de la inversión se concretará mediante el cobro de peaje, sin precisar el monto de éste debido a que "actualmente se encuentra en estudio para ser elevado a la Nación para su aprobación".

El grupo empresarial que responde a Eurnekian también le presentó al Gobierno otro proyecto de iniciativa privada, que había sido anunciado la semana pasada. Se trata de la autopista Pilar-Pergamino, que, según el proyecto, necesitará una inversión de 730 millones de pesos y tendrá una longitud de 180 kilómetros.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?