Propuestas con espíritu aventurero para el Día de los Enamorados

Paseos nocturnos en canoa, camping de lujo y chef a domicilio, son alternativas para festejar San Valentín y salir de lo tradicional; los precios van desde $ 800 hasta $ 6500
Kathrin Ecke
(0)
8 de febrero de 2015  

Este año San Valentín cae sábado. No hay excusas para pasar por alto el festejo del Día de los Enamorados.

Si bien el hecho de que exista un día para festejar el amor parece una excusa para incentivar el consumo, la tradición tiene su historia. Su origen se remonta a la época del Imperio Romano cuando gobernaba el emperador Claudio II, quien prohibió la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran los mejores soldados. El sacerdote Valentín entendió que se trataba de una decisión injusta y, a pesar de lo dispuesto, celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados.

Un 14 de febrero, hace 1745 años, el emperador, al enterarse de los casamientos celebrados contra su voluntad, ejecutó a San Valentín. En esa fecha, se celebra el Día de los Enamorados, en honor al sacerdote que defendió el amor.

Los festejos de San Valentín son una excusa para salir de la rutina y festejar. La cantidad y variedad de alternativas disponibles permiten a los enamorados salir de lo tradicional y elegir una actividad original para disfrutar en pareja.

Una comida romántica a la luz de las velas es siempre una buena opción, pero puede ser aún mejor si, además, el encargado del menú es un chef que cocina en la comodidad del hogar de quien lo contrata, prepara una opción que a la pareja le gusta, sirve los platos con una breve explicación sobre lo que preparó y deja todo impecable, antes de irse.

El chef Juan Bernardini ofrece esta opción por $ 3000 por pareja, más $ 150 por viáticos, si el domicilio es fuera de la Capital Federal. El precio incluye todos los alimentos y bebidas que los comensales van a disfrutar esa noche. "Es un servicio muy exclusivo e íntimo que, a pesar de ser una comida, es muy original porque se cocina en vivo un menú diseñado especialmente para los clientes", cuenta Juan Bernardini.

Una clase de cocina para dos es otra variante para quienes les gusta disfrutar de la comida en la intimidad de su hogar. El chef Patricio Azulay ofrece el servicio de cenas interactivas por $ 1200 por pareja. La clase dura dos horas aproximadamente y , cuando termina, el chef se retira para que la pareja de alumnos pueda disfrutar la cena en la intimidad. Patricio Azulay suele acordar el menú con sus alumnos, pero para el día de los enamorados sugiere un menú de cuatro pasos.

Existe una gran cantidad de ofertas para cambiar de aire, para los que la tranquilidad de su casa no les resulta atractivo. Las salidas sobre el agua pueden ser especialmente románticas. Desde cenas en crucero, paseos a Colonia, Uruguay, en velero y hasta excursiones en canoa a la luz de la luna. Hay alternativas para todos los gustos.

En un entorno mágico, navegando a la luz de las estrellas, escuchando los sonidos de las aves nocturnas y sin interrupción de los ruidos de la ciudad se puede vivir una noche única.

Para los paseos nocturnos en canoa, no se requiere tener experiencia previa. La única consigna es usar ropa cómoda y el chaleco salvavidas. El recorrido dura dos horas e incluye una picada. La experiencia cuesta $ 640 por pareja y sale desde el Club Regatas Hispano en Tigre.

Inés Buzzetti y su esposo, Lucas Miguez, que hacen salidas nocturnas hace 15 años, cuentan que la temporada es de octubre a marzo. "Las noches de luna llena son únicas, por el clima que se genera", cuenta Lucas Miguez, quien fabrica de manera artesanal las canos que se utilizan para los paseos.

En la misma línea, pero con la posibilidad de mantener un look más romántico, está la alternativa de salidas en velero a Colonia del Sacramento. La experiencia dura dos días y una noche y cuesta $ 3000 por pareja. Dario Lazarev, quien ofrece la experiencia durante todo el año, cuenta que para San Valentín propone un paseo por el arroyo ballenas y una picada sobre la popa del velero que dura tres horas. La alternativa es ideal para quienes no cuentan con un fin de semana completo. El precio de esa actividad es de $ 800 por pareja.

En tierra firme también hay alternativas aventureras y glamurosas para festejar San Valentín. Glamping es una opción distinta que ofrece la comodidad de un hotel, pero la intimidad y la experiencia de una carpa. Los campings de lujo son una alternativa original y muy romantica.

En el Calafate Adventure Domes se ofrece una experiencia exclusiva, porque la carpa tiene vista al glaciar. "La gente que viene busca un entorno virgen y privado, que esté inmerso en la naturaleza y tenga un impacto ambiental mínimo", explica Billy Zeballos. El lugar funciona desde el 15 de octubre al 15 de marzo y cuesta $ 6500 por persona por dos noches y tres días, las excursiones en el glaciar y todas las comidas. En la Argentina existen otras alternativas de glamping en Pinamar, Córdoba y Mendoza. Además, hay más opciones para hacer camping de lujo en Carmelo y la Pedrera, en Uruguay.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.