Qué es lo más difícil al investigar la corrupción, según Hugo Alconada Mon

En diálogo con el periodista Francisco Olivera, el autor de "La Raíz" explicó cómo fue el proceso de trabajo que lo llevó a escribir el libro y dio su postura sobre la figura del arrepentido
En diálogo con el periodista Francisco Olivera, el autor de "La Raíz" explicó cómo fue el proceso de trabajo que lo llevó a escribir el libro y dio su postura sobre la figura del arrepentido Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta
(0)
26 de noviembre de 2018  • 12:12

¿La plata está o no está? Esa fue la primera pregunta que le hizo el periodista Francisco Olivera a su colega Hugo Alconada Mon, autor de "La Raíz", una investigación que recoge la información que el periodista relevó durante 20 años de trabajo.

"La plata está, está en todos lados, en todos los formatos", respondió Alconada Mon. Durante su participación en La Nueva Argentina , dio distintos ejemplos de cómo se movía el dinero de la corrupción. Solo por nombrar un caso, destacó que Lázaro Báez- con sus amigos, familias y empresas- tenía en su poder, solo en tierras, "el equivalente a 23 capitales federales".

En esta línea, el periodista aclaró que "va a ser muy difícil que aparezca el efectivo" y destacó que la complejidad recae en el choque que se da entre la "argentina teórica" y "la argentina real".

De cara a las elecciones de 2019, Alconada Mon destacó que hoy una campaña presidencial cuesta US$100 millones. "Ese es el número real, pero Mauricio Macri declaró gastos por $160 millones para su campaña presidencial y Scioli lo hizo por $108 millones", expresó y denunció: "En la argentina real Macri financió parte de la campaña de Massa, porque le mordía votos a Scioli y Scioli financió parte de la campaña de Stolbizer porque le mordía a Macri".

Para Alconada Mon, lo más complejo a la hora de desarmar las tramas de la corrupción es romper "la Omertá", es decir el pacto de silencio mafioso. En este sentido, destacó que la figura del arrepentido surge como la herramienta clave para permitir para que causas como el Lava Jato en Brasil o la generada por la investigación de los cuadernos en nuestro país, avancen.

"No es una figura que me caiga simpática. He vivido investigaciones en las que los que terminan con la figura del arrepentido me han amenazado y se han metido con mi familia, no me resulta gracioso pero entiendo que es lo que se necesita", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.