Que si vendo, que si compro: estrategias ante el bajón bursátil

Modos de adquirir acciones de empresas exitosas y de hacer diferencias en pleno tembladeral
Maria Emilia Subiza
(0)
14 de agosto de 2011  

Caídas récord, tibias recuperaciones, efecto rebote, bajas de calificación, rumores, ansiedad, pánico... El escenario se configuró de forma tal de provocar más y más volatilidad en los mercados. La Nacion consultó a distintos referentes bursátiles para analizar distintas estrategias para los pequeños inversores para hacer frente a esta situación, si se puede hacer diferencia y cómo ganarle a la crisis.

El economista jefe del grupo SBS, Marcelo Olguín, destaca que en la Argentina, pese a los bruscos movimientos de los mercados mundiales, no cambiaron ni los fundamentos ni los activos de las empresas y de la deuda soberana. "Lo primero por tener en cuenta en esta situación es no tomar decisiones en caliente. Nuestras estrategias son de largo plazo. Recomendamos un cartera con acciones de valor, como Telecom, Aluar y los bancos Patagonia, Macro y Grupo Galicia. Tenemos muy bien establecidos los valores de estas compañías", explica.

Para los más serenos, Olguín dice que, independientemente de la volatilidad extrema por factores externos, hay que apuntar a las mencionadas acciones de valor, mantenerse en cartera y "bancarse" los nervios. Los más ansiosos y también los más acostumbrados a rotar la cartera pueden encontrar una oportunidad en los mercados en baja para vender la posición y comprar más papeles cuando estén más bajos, o comprar la misma cantidad a menor precio y quedarse con la diferencia.

Olguín cuenta que hay quienes vendieron con una caída de tres puntos porcentuales ciertas acciones y recompraron once puntos abajo el mismo día. Y explica que con las acciones de valor se pueden hacer estrategias de largo plazo porque las compañías muestran ratios sostenidos de crecimiento en el tiempo.

Luego del pasado lunes negro que le siguió a la rebaja de calificación de la deuda de Estados Unidos, el pesimismo volvió a ganar las bolsas mundiales el miércoles, ante los rumores de que una situación así se repita en Francia. La crisis generalizada crea un ambiente propicio para la baja de expectativas y la suba de la ansiedad.

Augusto Posleman, gerente de banca privada de Puente, advierte que los bonos de renta fija mantuvieron su valor toda la semana mientras que las bolsas cerraron dos o tres puntos porcentuales por debajo. Teniendo en cuenta que la volatilidad no se terminó y que todavía puede haber movimientos bruscos, recomienda vender la renta variable de forma que quede un portafolio mayoritario de renta fija en una distribución del 30-70% o 20-80%. La porción minoritaria, siempre que se tolere el riesgo, puede destinarse a inversiones más especulativas y comprar acciones que fueron castigadas que pueden recuperar su valor.

Frente a la caída de entre el 10 y el 15% que tuvieron los activos de renta variable, la caída en renta fija osciló entre el 1 y el 3%. "Estás muy protegido; son muy seguros y, si no hay necesidad de liquidez, claramente reinvertiría porque las tasas de rendimiento no se encuentran en otros lugares", cuenta. Los rendimientos de deuda soberana en países como Brasil y Chile son prácticamente la mitad y rondan el 4%. "A medida que se cobran cupones con un flujo de fondos y plazos predeterminados, se puede reinvertir", agrega.

La directora del Grupo Cohen, Jackie Maubre, coincide en que lo más conveniente en este escenario es posicionarse en renta fija. Pero explica que, si se tienen acciones, no es conveniente venderlas a estos precios, sino que hay que esperar y mantenerse con el foco puesto en el mediano plazo.

Para los más entrenados, puede ser un buen momento para pensar en el futuro y empezar a "armar posición", pero no para el pequeño inversor, porque todavía tviene más volatilidad y los problemas no están resueltos. Maubre advierte que, aunque que los balances de empresas argentinas y estadounidenses fueron fantásticos, esto ya es una cosa del pasado y hay que ver que pasa de aquí en adelante.

Mario Zawadzki, presidente de Schweber & Cía. Sociedad de Bolsa, coincide en que la mejor forma de preservarse es comprar bonos en dólares con vencimientos cortos. "Quien tienen posiciones y ya soportó la baja, que espere que el temporal va a pasar. Quien tiene liquidez, que reparta un poco entre bonos y acciones con precios ventajosos", señala.

Para los más "sofisticados", recomienda comprar futuros de oro, ya que el precio de este metal seguirá subiendo hasta que pase la situación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.