Qué significa tener un empleo de calidad

Un trabajo decente implica contar con un ingreso digno y protección social
Esther Parietti
(0)
17 de octubre de 2015  

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo decente significa contar con oportunidades de un trabajo que sea productivo y que genere un ingreso digno. Implica, además, seguridad en el lugar de trabajo y protección social para las familias, mejores perspectivas de desarrollo personal e integración a la sociedad, libertad para que la gente exprese sus opiniones, organización y participación en las decisiones que afectan sus vidas, e igualdad de oportunidad y trato para todas las mujeres y hombres.

En este marco, asegurar condiciones de trabajo decente es un estándar global de comportamiento esperado para todas las empresas comerciales donde sea que operen, aun más allá de las leyes y convenciones nacionales. Es decir que el respeto y la promoción de los derechos humanos, una temática que hasta no hace mucho parecía estar reservada para los Estados, hoy tienen un peso importante para el sector corporativo.

En este sentido, es importante que desde el sector empresario no sólo se cumplan las normas, sino que también se utilicen las influencias con redes de negocio internas y externas, incluyendo la relación con socios en operaciones conjuntas y gobiernos, a fin de mitigar cualquier impacto existente. Lograr el compromiso con el trabajo decente implica capacitar a los colaboradores de la empresa y a su cadena de valor en las políticas y procedimientos de derechos humanos, así como en el conocimiento del código de ética y conducta de la compañía.

Las empresas deben respetar los derechos humanos, al menos los internacionalmente reconocidos. Éstos abarcan básicamente los derechos enunciados en la Carta Internacional de Derechos Humanos y los principios relativos a los derechos fundamentales establecidos en la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo.

La Carta Internacional de Derechos Humanos establece el derecho de todas las personas, independientemente del sexo, raza, etnia, nacionalidad, religión o nivel económico. Mientras que la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo incluye principios Fundamentales y Derechos del Trabajador: la libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva, la eliminación de cualquier forma de trabajo obligado o forzado, la abolición de la explotación del trabajo infantil y la eliminación de la discriminación como medio para asegurar el trabajo decente. La implementación del marco de "Proteger, Respetar y Remediar" de las Naciones Unidas provee de un estándar global autorizado para evitar y abordar el riesgo de impactos adversos sobre los derechos humanos relacionados con la actividad comercial.

Directora de Sustentabilidad de Adeco Argentina

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.