Precios. La inflación fue de 3,4% en abril, se desacelera por primera vez en el año y le trae alivio al Gobierno

Fuente: Archivo
Francisco Jueguen
(0)
15 de mayo de 2019  • 16:00

La inflación continua siendo elevada en la Argentina, pero, por primera vez en el año, los precios quebraron el proceso de aceleración en el que parecían embarcados pese a los intentos oficiales de frenarlos. El Índice de Precios al Consumidor de abril fue de 3,4%, casi un punto menor al de marzo y por debajo de lo esperado por el mercado.

Más allá de que el dato era celebrado por analistas y por la Casa Rosada, la inflación acumuló un 15,6% en el primer cuatrimestre y suma un 55,8% en doce meses. Para las consultoras, el aumento de precios podría estar arriba de 40% a fin de año, pese a que sus pronósticos estiman una desaceleración a lo largo de los dos últimos cuatrimestres.

El último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central (BCRA) estimó el dato de inflación de 4% para abril. Sin embargo, en Casa Rosada y en el Ministerio de Hacienda ya confiaban en que el número del Indec sería unas décimas menor.

Para mayo, las consultoras privadas pronostican una inflación de 3% a 3,5% y para junio, de 2,4% a 3%.

La desaceleración de la inflación se reflejó fuertemente en el rubro que más peso tiene en el índice (y en el bolsillo): el de Alimentos. En marzo había subido 6%. En abril, el avance fue de 2,5%. El aumento de este rubro estuvo un punto por debajo del nivel general de inflación. Sin embargo, en doce meses, el alza de los alimentos llegó a 66% (un 19% en el primer cuatrimestre).

Los incrementos más elevados en el mes fueron: Prendas de vestir y calzado (+6,2%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (+4,6%), Transporte (+4%), Restaurantes y hoteles (4,1%), Salud (+3,5%), Comunicación (3,5%), y Recreación y cultura (+3,2%) y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (2,9%). Con relación a la ropa y el calzado, impactó el cambio de temporada, según indicaron los expertos. En la categoría de Equipamiento y Mantenimiento del Hogar, ligado a la electrónica y los electrodomésticos, se notó el salto del tipo de cambio en marzo y en Transporte, el alza de la nafta de del 5% y subas de tarifas en el interior (también el arrastre de las alzas pasadas).

La inflación núcleo -la que sigue de cerca el BCRA porque no incluye los precios regulados ni estacionales- mostró un alza de 3,8%, por arriba del nivel general, arrastrado hacia la baja por la leve alza de los estacionales (+1,6%). La inflación core había sido de 4,6% en marzo.

Los últimos números oficiales de inflación habían mostrado una aceleración, hasta el último y vertiginoso 4,7% de marzo (en enero fue 2,9% y en febrero, 3,8%). Marzo había sido un mes con una alta volatilidad cambiaria, que terminó en el aval del FMI (y de Washington) para que el BCRA usara parte de los desembolsos del dentro de la desdibujada zona de no intervención.

"A lo largo del mes de abril, los precios a nivel nacional aumentaron un 3,4%, mostrando por primera vez en 2019 una disminución con respecto al mes anterior", señaló un informe de Nadin Argañaraz y Bruno Panighel, expertos del Iaraf.

"Los bienes y servicios que mostraron menores variaciones son aquellos que habían aumentado en mayor medida en marzo, como Educación, y Alimentos y Bebidas. En contexto de caída de salario real, ciertos bienes secundarios dejar de ser consumidos y estos productos, como las bebidas alcohólicas y el tabaco muestran subas menores al promedio para incentivar su demanda", completaron.

"Bajo un sendero razonable de baja para las tasas mensuales, la inflación de 2019 haría un pico en mayo cercano al 57% y terminaría 2019 en el orden del 40% o 42% punta a punta, una de las tasas más altas a nivel mundial. Para que el pico haya sido abril, la inflación de mayo no debería superar el 2,1%", pronosticaron los economistas.

"La inflación de abril sorprendió positivamente con un registro de 3,4%, por debajo de nuestra estimación para el mes y del consenso del REM, y reviertiendo la sorpresa negativa de marzo", describió un informe de la consultora Elypsis, donde esperan un de 3% para mayo y 2,4% para junio. La variación del mes que viene se explica por el arrastre estadístico de abril, sumado a una nueva ronda de aumentos en los precios regulados (combustibles, gas, agua y prepagas).

"El dato de inflación mensual de abril sorprendió para bien. Esperábamos 4% mensual", escribió la economista de la consultora LCG Melisa Sala. "Preocupa la posibilidad de espiralización de la inflación que se podría desencadenar debido a mecanismos de propagación sustentados en una fuerte indexación que existe en la red de contratos de nuestra economía. No podemos descartar nuevas tensiones en el mercado cambiario, por lo que eso podría iniciar un régimen de funcionamiento de la economía en un nivel de inflación aún más alto que el actual", agregó la especialista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.