Según el Indec, la tasa de empleo es la más baja en 5 años y no se crean nuevos puestos

En el primer trimestre, la tasa de desocupación bajó porque mucha gente salió de la población económicamente activa, según admitió Trabajo
José Hidalgo Pallares
(0)
20 de mayo de 2014  

Luego de admitir la caída en el nivel de actividad (la economía cedió 0,9% en marzo), el Indec reconoció ayer la debilidad del mercado de trabajo . En el primer trimestre del año la tasa de empleo, es decir, el porcentaje de la población que tiene una ocupación, fue la más baja en casi cinco años. Además, la leve baja que el organismo oficial reportó en la tasa de desempleo no se debe a que los desocupados encontraron un trabajo, sino a que dejaron de buscarlo.

En el primer trimestre de este año, según el Indec, la tasa de empleo en los principales aglomerados urbanos del país fue de 41,8%, 0,4 puntos menos que en el mismo período del año anterior. Es decir, el porcentaje de ocupados dentro de la población total actualmente es menor que un año atrás. De hecho, la tasa de empleo del primer trimestre fue la más baja desde el segundo trimestre de 2009 (también 41,8%), año en que, según el Indec, la economía creció apenas 0,1% y según los estudios privados se contrajo 3%.

En este contexto, la baja en la tasa de desocupación -que cayó de 7,9% en el primer trimestre de 2013 a 7,1% en el mismo período de este año- no responde a una masiva creación de fuentes de trabajo, sino a que muchos desocupados, cansados de buscar trabajo, decidieron dejar de hacerlo, lo que los economistas llaman "efecto desaliento".

Para el jefe de Investigaciones de Idesa, Jorge Colina, la baja en la tasa de desocupación se explica, principalmente, por las personas que dejaron de buscar trabajo. Para sustentar esa afirmación, Colina menciona la caída en la tasa de actividad, que muestra el porcentaje de la población total que está trabajando o está buscando un empleo. Entre el primer trimestre de 2013 y el mismo período de este año la tasa de actividad cayó de 45,8 a 45%. Según un informe del Ministerio de Trabajo, esto "equivale a alrededor de 94.000 personas activas menos en el total de aglomerados relevados".

Según Agustín Salvia, del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), "en el último semestre se viene resintiendo la demanda agregada de empleo tanto del sector formal como informal de la economía. Esto ha hecho que caiga la tasa de actividad, que haya menos personas buscando empleo".

El informe del Ministerio de Trabajo arroja una conclusión similar: "Del análisis de los comportamientos conjuntos del desempleo y la población activa puede decirse que estas personas, antes desocupadas, se retiraron del mercado de trabajo disminuyendo la presión de la oferta". Sin embargo, para la cartera que dirige Carlos Tomada, la hipótesis del efecto desaliento "no resultaría muy ajustada", ya que "el desaliento más típico responde a contextos de crisis con destrucción neta de empleo", algo que, según el informe, no se está viviendo actualmente.

Sin embargo, según la última Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del mismo ministerio, en febrero y marzo la tasa de salida del mercado laboral formal (es decir, el porcentaje de bajas sobre el total de los ocupados) fue mayor que la tasa de entrada (el porcentaje de altas sobre el total de los ocupados). En otras palabras, en dos de los tres meses del primer trimestre la cantidad de personas que salieron del mercado formal de trabajo fue mayor que la de aquellos que encontraron un empleo en blanco. Y en enero la tasa de entrada fue apenas superior a la de salida.

En tanto, según el Indec, en el primer trimestre el índice de obreros ocupados en la industria manufacturera (la rama económica que más empleos genera en el sector privado) cayó 1,2% en términos interanuales. Semanas atrás, un informe del Ieric dio cuenta de una situación similar en el sector de la construcción. El director de Research de Orlando J. Ferreres y Asociados (OJF), Fausto Spotorno, destacó que "desde 2011 hasta la fecha el empleo privado está prácticamente estancado".

La tasa de actividad del primer trimestre de este año es la más baja desde que el Indec amplió la encuesta de mercado laboral de 28 a 31 aglomerados urbanos, en el tercer trimestre de 2006. Para el director de Finsoport, Jorge Todesca, la caída de la población económicamente activa (PEA) "muestra la debilidad del mercado de trabajo".

De acuerdo con el informe del Indec, la tasa de subocupación, que muestra la cantidad de personas que trabajan menos horas de las que quisieran, mostró una leve suba de 8% a 8,1% de la PEA entre el primer trimestre de 2013 y el mismo período de este año.

Del Editor: qué significa.Al Gobierno no le conviene aferrarse al espejismo de la baja del desempleo; el parate económico impacta de lleno en el mercado laboral.

Con la colaboración de Juan Pablo De Santis.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.