Tecnología vs. creatividad. Los debates que vienen con los negocios del futuro

El periodista de LA NACION Ignacio Federico moderó el panel "Hacia un modelo más flexible: La oportunidad del open source y los desafíos que plantean la biotecnología y la neurociencia"
El periodista de LA NACION Ignacio Federico moderó el panel "Hacia un modelo más flexible: La oportunidad del open source y los desafíos que plantean la biotecnología y la neurociencia" Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta
(0)
2 de octubre de 2019  • 12:46

"La tecnología puede impactar de modo positivo, podemos estar más interconectados, reunirnos con gente que está lejos, pero también tiene un lado b", sostuvo hoy Joaquín Navajas, profesor e investigador de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella en el panel "La oportunidad del open source y los desafíos que plantean la biotecnología y la neurociencia", realizado hoy en el marco del evento Negocios del Futuro, organizado por LA NACION.

Según explicó, ese "lado oscuro" es la hiperconectividad y la necesidad de tener una respuesta inmediatamente, de estar totalmente conectado todo el tiempo. "Sabemos que la creatividad necesita un momento de descanso. El cerebro necesita estar en modo introspectivo, desconectado del bombardeo sensorial, y eso es algo a lo que el exceso de tecnología le juega en contra", apuntó.

Joaquín Navajas (UTDT)
Joaquín Navajas (UTDT) Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

Para Navajas, cuando se habla de los efectos de la tecnología sobre las emociones de los trabajadores, por ejemplo, "no se pueden aislar componentes biológicos de los culturales". "Se sabe que hay componentes genéticos y datos biológicos en patologías como la ansiedad, por ejemplo, pero también están moduladas por las culturas organizaciones". En ese sentido, consideró que las culturas organizacionales pueden ser moldeadas, porque están construidas de hábitos, lo que indica que "se puede hacer algo para mejorar las emociones que sienten los trabajadores en su contexto laboral".

En cuanto a qué puede esperarse en el futuro de las neurociencias, Navajas consideró que lo que viene es el perfeccionamiento de las técnicas de neuroimagen. "Se está avanzado a poder medir la actividad de todas las neuronas de un mamífero, de acceder a lo más íntimo de nuestra mente y eso va a venir acompañado de mucho cuestionamientos éticos", apuntó.

Javier Carrique (Red Hat)
Javier Carrique (Red Hat) Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

Junto a Navajas estuvo también Javier Carrique, director comercial de Red Hat, empresa de software empresarial que se dedica a tomar lo que considera más significativo del código abierto global y transformarlo en herramientas consumibles para las empresas. Para Carrique, "la colaboración es la esencia del código abierto" y ese espíritu se transfiere a la forma en la que se trabaja en las empresas de tecnología, a su cultura de trabajo transversal.

Carrique explicó que al momento de encarar proyectos de innovación ellos se trazan los principales objetivos y luego trabajan en tres aspectos:"tecnología, procesos, pero sobre todo los cambios culturales que traen aparejados esas nuevas formas de hacer las cosas". Para el ejecutivo, más del 55% de los casos de no éxito en la realización de proyectos se explica por factores culturales y no tecnológicos.

Julián Sudera (Corteva)
Julián Sudera (Corteva) Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

Para Julián Sudera, director de Marketing Corteva Agriscience Cono Sur, la colaboración y la transversalidad son hoy conceptos muy presentes también en el sector agrícola. "Hoy el consumidor le dice al productor cómo quiere que se produzca eso que va a comer. Y ese productor tiene que tomar decisiones, utilizar mucha información para tomarlas", ejemplificó.

En ese sentido, consideró que en el futuro el campo va a ser "un gran centro donde se van a unir un montón de sistemas, de software, de tecnologías de imágenes, de mecánica". "El productor argentino, que en su mayoría es menor a 45 años, tiene una respuesta muy rápida a la innovación, cuando ve que la innovación lo ayuda y mejora su negocio. Pero también es rápido para descartar cuando ve que algo no le sirve", dijo.

Graciela Ciccia (Grupo Insud)
Graciela Ciccia (Grupo Insud) Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

También participó del encuentro Graciela Ciccia, directora de Innovación de Grupo INSUD, firma que abarca desde laboratorios a producción audiovisual y agronegocios. "En un grupo donde hay unidades tan disímiles armamos un club de innovación, que implica conocernos entre todos y tratar de entender la mirada distinta de los otros", contó.

Para Cicca, es crucial fomentar a la estructura de emprendedores locales. "Tenemos recursos humanos con muy buena base, infraestructura y ahora empezaron a aparecer también aceleradoras que antes estaban más vinculadas con el software", dijo y agregó: "Hay start ups que son el maridaje entre investigadores y emprendedores de negocios muy jóvenes, con muy buena formación de los negocios, con energía, apasionados. Ese maridaje está dando lugar a las nuevas empresas de la Argentina. Esas van a ser las futuras pymes con impacto global".

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.