Tras completar la fusión con Compaq, Hewlett-Packard prevé crecer un 25%

Es la cifra proyectada para este año
(0)
11 de mayo de 2003  

"Lo mejor fue conseguir los objetivos de la fusión mucho antes de lo previsto lo peor fue despedir gente en el peor momento del país". Así resume Pablo De Lazzari, gerente general de Hewlett-Packard Argentina, el balance del primer año de operaciones de la nueva HP, surgida tras la compra y fusión de la compañía con su anterior rival Compaq.

"Hace un año tanto nosotros como el mercado pensábamos que nos habíamos metido en algo imposible. La fusión internamente se veía como muy difícil", recuerda De Lazzari. "Más difícil que hacer una compañía de cero."

Los objetivos de mayor rentabilidad y recorte de gastos se cumplieron: "Ahorramos 3000 millones en nueve meses en el nivel global, y ahora los despidos están casi compensados, las dos compañías tenían 150.000 empleados, al inicio de la fusión había un target de despidos de 15.000 y hoy somos 148.000 empleados".

La situación local

En la Argentina, la cantidad de empleados está casi a niveles de 2001, ahora con un perfil más definido en el área de servicios, donde se ubica el 60% del personal. "Tras la fusión salieron casi 100 empleados y hoy somos 780 empleados otra vez. El call center regional de servicios de HP que quedó en la Argentina nos hizo incorporar a 90 personas, el contrato con Procter & Gamble hará que sumemos 15 más", dice De Lazzari.

El de Procter & Gamble es el mayor de los más de 200 contratos de servicios obtenidos por HP tras la fusión e implicará ingresos por 3000 millones de dólares en concepto de tercerización de servicios de infraestructura de tecnología durante diez años. HP manejará la infraestructura, data center, PC, soporte, gestión de redes y desarrollo y mantenimiento de aplicaciones para Procter & Gamble en sus operaciones en 160 países.

El acuerdo, sujeto a aprobación regulatoria, comenzará a regir en agosto de este año. La nueva cuenta para HP se suma a los contratos globales firmados con Ericsson, Telecom Italia y el Banco de Irlanda.

La filial local que dirige De Lazzari facturó 140 millones de dólares en 2002 y proyecta para este año un crecimiento del 25 por ciento en sus ingresos, que llegará principalmente del sector corporativo.

"Hubo áreas de negocios en las que el año pasado nos comimos la mayor parte del rango de rentabilidad, nos sacrificamos para mantener la presencia en el mercado y ahora lentamente estamos recuperando esa rentabilidad", relata De Lazzari.

Y aparecen los potenciales nuevos clientes. "En estos días nos piden cotización algunas Pyme que están equipándose por primera vez o que están tomando en serio su inversión en tecnología. Creemos que en la segunda mitad del año tendremos nuevos clientes en este segmento", dice.

Allí ayudará la estabilización en el valor del dólar. "Los ejecutivos de las empresas se animan a tomar algunas decisiones", apunta.

Para ese sector, HP ofrece algunos planes de financiación a corto plazo -hasta en 36 meses- y otorga contratos de leasing en forma selectiva.

Hewlett-Packard lidera el mercado en las categorías de impresoras, PC, notebooks, servidores y almacenamiento para sistemas abiertos. El 90% de la facturación de la compañía pertenece al segmento corporativo y el 10% de la facturación proviene del segmento hogareño.

Según datos de la consultora IDC, en 2002 el mercado de tecnología cayó un 63,2% con respecto a 2001. Para este año estima que crecerá 38,9 por ciento. Aún así, el panorama es complicado. "Nos llevará al menos cuatro o cinco años volver a los niveles de facturación tecnológica que teníamos en 2000", concluye De Lazzari.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.