Un ‘índice del pollo’ agita al sector avícola de EE.UU.

Los procesadores de pollo en EE.UU. son blanco de escrutinio por el uso de un índice de precios que toma en cuenta datos de los productores pero no de lo compradores.
Los procesadores de pollo en EE.UU. son blanco de escrutinio por el uso de un índice de precios que toma en cuenta datos de los productores pero no de lo compradores.
Jacob Bunge
(0)
12 de diciembre de 2016  • 00:00

Los ejecutivos de empresas avícolas de Estados Unidos tendrán en los próximos días otra oportunidad de apaciguar a los inversionistas sobre las dudas que tienen alrededor de los precios del pollo, una situación que ejerce presión sobre las acciones de esas firmas.

Un índice de precios compilado por el Departamento de Agricultura del estado de Georgia y utilizado para fijar el precio del pollo que se vende a las tiendas \ se ha convertido en blanco de escrutinio debido a que se basa datos suministrados por las procesadoras de carne, pero no por los compradores u otros participantes del mercado. En los últimos 18 meses, el índice ha estado por encima de otras referencias similares que verifican los precios con compradores y vendedores.

Sanderson Farms Inc., con sede en Mississippi, el tercer mayor procesador estadounidense de carne de aves de corral por volumen, será la tercera compañía del sector en enfrentar las preguntas alrededor del problemático índice de precios y el mercado minorista de pollos, que representa menos de un tercio de las ventas de la empresa, que anunciará sus ganancias el 15 de diciembre.

“Esperamos presentar nuestra perspectiva de la importancia de todos los mecanismos de fijación de precios del mercado, explicar cómo funcionan y tranquilizar a la gente”, dijo Mike Cockrell, director financiero de Sanderson.

Los vericuetos de los índices de precios suenan como un tema solamente apto para los expertos, pero hay grandes implicaciones para el sector avícola. Los estadounidenses consumirán en promedio este año casi 41 kilos de pollo, casi el doble de los totales de carne de res y carne de cerdo, según el Consejo Nacional del Pollo de EE.UU. Los compradores gastan alrededor de US$90.000 millones anualmente en pollo.

La discrepancia entre el índice de Georgia y otros ha planteado interrogantes sobre si algunos consumidores han pagado demasiado. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos y la oficina de la Fiscalía General del estado de Florida han solicitado al Departamento de Agricultura de Georgia más información sobre la forma en que calcula el precio de referencia.

En medio del escrutinio, la entidad dejó de publicar el índice. Una portavoz del Departamento de Agricultura de Georgia dijo que al menos la mitad de las nueve empresas que contribuyen rutinariamente datos al índice no han firmado aún documentos que confirmen la exactitud de esa información. Tyson Foods Inc., Pilgrim’s Pride Corp. y Sanderson Farms ya los firmaron, dijeron directivos de la compañía.

Las empresas avícolas han minimizado la importancia del índice de Georgia. “Esto es realmente una tormenta en un vaso de agua para Tyson Foods”, dijo Tom Hayes, director general y presidente ejecutivo entrante de Tyson.

La empresa, el mayor procesador de carne avícola de EE.UU. por volumen, informa que sólo 4% de sus ventas de pollo se basan en ese precio de referencia. Pilgrim’s Pride, con sede en el estado de Colorado, ha ofrecido una estimación similar. De todas formas, Hayes manifestó que Tyson toma la sugerencia de que está cobrando demasiado “de forma personal”.

“Vemos esto como un ataque a nuestra integridad como empresa”, aseguró. Los ejecutivos de Tyson han dicho que la compañía de Arkansas no se vería afectada si el índice de Georgia es deshabilitado.

Una demanda acusando colusión entre los procesadores de carne avícola, entablada en septiembre por un distribuidor de servicios alimenticios y consumidores de pollo, fue actualizada el mes pasado con un mayor enfoque en el índice de Georgia. Los procesadores de pollo dicen que van a cuestionar los cargos.

Las compañías avícolas aseguran que los minoristas que han incorporado el índice de Georgia en sus ofertas de compra no han salido en desbandada. En años recientes, las ventas de pollo en tiendas se han fortalecido, mientras que la demanda de pollos más grandes usados en restaurantes y operaciones de servicio de alimentos ha fluctuado, dicen directivos del sector.

Sin embargo, las preocupaciones de los inversionistas han pesado sobre el desempeño bursátil de las compañías. Desde octubre, las acciones de Tyson han caído 13% y las de Pilgrim’s 12%. Sanderson ha caído 1%. En el mismo periodo, el índice S&P 500 subió 6%.

“A los inversionistas no les gusta la incertidumbre, y la demanda junto a la controversia del índice de Georgia están reduciendo la visibilidad en el sector avícola”, dijo Farha Aslam, analista de Stephens Inc.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.