CROSSOVER. Un perro vale una consola cada 4 años