Abandonan EE.UU. en busca del otro "sueño americano"

Muchos hijos de inmigrantes apuestan por las oportunidades de sus pujantes países de origen
Kirk Semple
(0)
18 de abril de 2012  

NUEVA YORK.- Samir N. Kapadia parecía estar ascendiendo en Washington. Había dejado una pasantía en el Congreso para trabajar en una importante fundación y en una consultora. Sin embargo, sentía que sus días se habían vuelto rutinarios.

En contraste, sus amigos y familiares de la India, su país natal, le contaban sus vidas en esa potencia emergente. Estaban creando empresas, revistas y sitios web.

"Por Facebook y por teléfono escuchaba que estaban creando esas compañías y haciendo cosas dinámicas", recordó Kapadia, de 25 años, que nació en la India pero creció en Estados Unidos. "Empecé a sentir que mi jornada de 9 a 17 ya no era lo suficientemente buena", El año pasado, dejó su empleo y se mudó a Bombay.

Según los expertos, cada vez son más los hijos de inmigrantes que recibieron una excelente educación en Estados Unidos y luego regresan a sus países de origen. Adoptan la patria que sus padres despreciaron antes, pero que ahora se han convertido en potencias económicas. Algunos, como Kapadia, llegaron a Estados Unidos como niños pequeños, convirtiéndose en ciudadanos, mientras otros nacieron en Estados Unidos, de padres inmigrantes.

Esta nueva oleada subraya la naturaleza evolutiva de la migración global, y los desafíos que se plantean a la supremacía económica y la competitividad de Estados Unidos.

"Los mercados se están abriendo, hay muchísimas oportunidades de crear", dijo Kapadia, ahora investigador de Gateway House, una nueva organización dedicada a la política exterior en Bombay.

Durante generaciones, los países menos desarrollados del mundo sufrieron la llamada fuga de cerebros, la huida hacia Occidente de muchos de sus individuos más brillantes. Ese movimiento no se detuvo, pero ahora se ha iniciado una corriente inversa, particularmente hacia países como China y la India y, en menor grado, Brasil y Rusia.

Algunos académicos afirman que esta emigración no es necesariamente perjudicial para Estados Unidos. Dicen que los jóvenes empresarios y los profesionales de excelente educación siembran el conocimiento y las aptitudes de Estados Unidos en el exterior. Al mismo tiempo, adquieren experiencia en el extranjero y construyen redes que pueden llevar de regreso a Estados Unidos o a cualquier otra parte, un patrón conocido como "circulación de cerebros".

Edward J.W. Park, director del Programa de Estudios Americanos de Asia, Pacífico y América de la Universidad Loyola Marymount de Los Angeles, explicó que esta migración fue alentada por los esfuerzos de algunos gobiernos extranjeros decididos a atraer más talento extranjero por medio del ofrecimiento de empleos, y el incentivo de inversiones, exenciones impositivas y facilidades para tramitar las visas.

"Energía creativa"

Muchos de estos jóvenes pudieron aprovechar la existencia de redes familiares, la pericia idiomática y el conocimiento cultural conseguido por haber crecido en familias de inmigrantes.

Jonathan Assayag, de 29 años, un brasileño-norteamericano que nació en Río de Janeiro pero creció en Florida, volvió a Brasil el año pasado. Graduado de la Escuela de Comercio de Harvard, había estado trabajando en una empresa de Internet de Silicon Valley, tratando sin éxito de desarrollar su empresa.

"Estuve cinco meses pasando los fines de semana en Starbucks, pensando en la manera de iniciar mi empresa en Estados Unidos", recordó. Al mudarse a San Pablo, se convirtió en "empresario en residencia" de una compañía de capitales de riesgo y está iniciando una óptica online .

Reetu Jain, de 36 años, una india-norteamericana que creció en Texas, fue impulsada a trasladarse a la India cuando se tomó vacaciones de su trabajo como auditora. Dijo que en todas partes donde fue, conoció gente que volvía a sus países de origen y que sentía la "energía creativa" del mundo en desarrollo.

En enero de 2011, se mudó a Bombay junto con su esposo. Desde entonces se dedica a una antigua pasión. Trabaja como instructora de danza y coreógrafa y actuó en un film de Bollywood. "Estamos rodeados de gente que simplemente quiere probar algo nuevo", dijo.

Traducción de Mirta Rosenberg

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.