Abdicó el rey Juan Carlos de España en favor de su hijo, el príncipe Felipe