Abusos: el Papa reveló que el exobispo Zanchetta ya está en el banquillo

Francisco dijo que Zanchetta ya está procesado
Francisco dijo que Zanchetta ya está procesado Fuente: AFP - Crédito: Andreas Solaro
Elisabetta Piqué
(0)
28 de mayo de 2019  • 13:16

ROMA.- En una entrevista en la que habló de todo con el canal mexicano Televisa, difundida hoy por el Vaticano, el Papa habló de la "monstruosidad" de los abusos en la Iglesia y reveló que el exobispo de Orán Gustavo Oscar Zanchetta, prelado acusado de estos delitos a quien trasladó al Vaticano a fines de 2017, ya está siendo procesado por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

"Hará 15 días me llegó oficialmente la investigación previa. La leí, y ví que era necesario hacer un juicio. Entonces lo pasé a la Congregación de la Doctrina de la Fe, (donde) están haciendo el juicio", reveló Francisco, en una entrevista de 1 hora y 40 minutos con Valentina Alazraki, corresponsal de Televisa y decana de los vaticanistas, en la que tocó, con humor y desenfado, muchos otros temas.

Preguntado si había traído al Vaticano a Zanchetta para defenderlo y si había, incluso, creado "ad hoc" un puesto para él en el Apsa (la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, ente que admnistra las propiedades del Vaticano), cargo del que luego fue suspendido, el Papa dio detalles sobre un caso más bien nebuloso. Y se defendió.

Gustavo Oscar Zanchetta, exobispo de Orán
Gustavo Oscar Zanchetta, exobispo de Orán Fuente: AP - Crédito: Javier Corbalán

Aunque Zanchetta, de 55 años, renunció sorpresivamente a la diócesis de Orán por motivos de salud el 29 de julio de 2017, el Papa confirmó que fue él quien le pidió la renuncia. Antes de eso, lo llamó al Vaticano porque había salido "una acusación" en su contra por imágenes pornográficas en su teléfono. "Hubo una acusación y yo inmediatamente lo hice venir a él acá con la persona que lo acusaba y explicarla. Una acusación con teléfono", dijo, al confirmar que se trataba de imágenes, pero sin especificar su contenido.

"La defensa de él es que se lo habían hackeado y se defendió bien", dijo. Desde entonces comenzó a seguirlo especialmente, señaló el ex arzobispo de Buenos Aires. Y cuando, tiempo después, llegaron desde la Nunciatura (embajada de la Santa Sede en la Argentina) denuncias contra Zanchetta por maltrato y abuso de poder, volvió a llamarlo a Roma y a pedirle la renuncia. "Lo hice venir y le pedí la renuncia", evocó, al detallar que luego lo mandó a Madrid, España, para que Zanchetta hiciera exámenes psiquiátricos. Estos derivaron en un tratamiento mensual, por lo que "no convenía que volviera a Argentina", explicó.

Fue entonces que decidió traerlo al Apsa, como asesor, porque "el test decía que tenía capacidad de gestión". Más tarde, cuando hubo un obispo nuevo en su diócesis decidió, en diciembre pasado, hacer la investigación previa de las acusaciones salidas a la luz. Y las cosas tardaron porque en ese período en la Argentina hay vacaciones, indicó.

Francisco en San Pedro
Francisco en San Pedro Fuente: Reuters - Crédito: Remo Casilli

"Entonces, por qué le cuento todo esto: para decirle a la gente impaciente 'no hizo nada', el Papa no tiene que andar publicando todos los días lo que está haciendo, pero no quedé quieto desde el primer momento de este caso", explicó. "Hay casos que son largos, que esperan más, como éste y explico el por qué, porque no tenía los elementos o por 'h' o por 'b', pero hoy está ya en juicio en la Congregación para la Doctrina de la Fe. O sea no he parado", se defendió.

Francisco dijo desconocer cómo terminará el juicio al que está siendo sometido Zanchetta, en el que, aseguró, prefiere mantenerse al margen, por tratarse de un compatriota. "Ahora, en qué va a terminar el juicio... no sé, lo dejo en manos de ellos. De hecho al ser obispo tengo que juzgarlo yo, pero en este caso dije no. Hagan un tribunal, dan la sentencia ustedes y la promulgo yo", reveló.

De McCarrick no sabía nada

Sobre el durísimo j'accuse que le hizo en agosto del año pasado el exnuncio Carlo Maria Viganó, que lo acusó de haber encubierto a un influyente excardenal estadounidense, Theodore McCarrick -a quien expulsó del sacerdocio en febrero pasado- e incluso pidió su renuncia, Francisco negó haber sabido de sus abusos. "De McCarrick yo no sabía nada, obviamente, nada, nada. Lo dije varias veces eso, que yo no sabía, ni idea", aseguró, al explicar por qué prefirió mantenerse en silencio y no responder esa inflamada carta de Viganó. "Delante de un clima de ensañamiento no se puede contestar", dijo. Por otro lado, defendió al cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, coordinador del G6, el grupo de cardenales consultores, acusado por algunos de encubrimiento y desmanejos económicos en su país: Son calumnias", afirmó. "Nadie me pudo probar nada. Por ahí se equivocó en alguna cosa, equivocaciones ha tenido algunas, pero no del nivel que le quieren colgar", añadió.

Pacto político por el bien del país

Al principio de la entrevista, el Papa subrayó la urgencia de la "convocatoria de acuerdos para resolver los graves problemas de un país". "Si los gestores de la política de un país se pelean entre ellos, sufre el país. No soy político, no tengo ese oficio. Pero la política es creativa. No nos olvidemos que es una de las formas más altas de la caridad, del amor, del amor social, pero cuando la política es tirar para cada lado, entonces ahí se crea una situación de violencia ya en el mismo seno del quehacer político", dijo Francisco, en frases que calzan como anillo al dedo sobre la situación de la Argentina, pero que pronunció ante una pregunta sobre el dramático tema de la violencia que afecta a México. "El pacto político debe hacerse por el bien del país", agregó.

La entrevista dura más de una hora y media
La entrevista dura más de una hora y media Crédito: DPA

El mundo sin la mujer no funciona

Ante los femicidios, drama no sólo mexicano, sino mundial, Francisco dijo no tener la explicación. "Sí me atrevo a decir que todavía la mujer está en segundo lugar", indicó, al exaltar, por otro lado, al sexo femenino. "El mundo sin la mujer no funciona. No por porque es la que trae los hijos, dejemos la procreación de lado. Una casa sin la mujer no funciona. Hay una palabra que está por caerse del diccionario, porque todo el mundo le tiene miedo: ternura. Es patrimonio de la mujer. Ahora, de ahí al feminicidio, a la esclavitud, hay un paso ¿no? Cuál es el odio, yo no lo sabría explicar".

La corte vaticana tiene que desaparecer

Hablando de la reforma en ciernes de la curia romana, destacó que es "el esquema de corte lo que tiene que desaparecer". "Y esto es lo que pidieron todos los cardenales, bueno, la mayoría, gracias a Dios", recordó. "El Estado de la Ciudad del Vaticano como forma de gobierno, la Curia, lo que sea, es la última corte europea de una monarquía absoluta. La última. Las demás ya son monarquías constitucionales, la corte se diluye, todavía acá hay estructuras de corte que es lo que tiene que caer", dijo.

Lo de 'hereje' no me hiere nada

En una entrevista en la que se mostró totalmente sereno y confirmó su "buena onda" con los periodistas, cuando Alazraki le preguntó, finalmente, sobre la fuerte polarización que existe en el seno de la propia Iglesia, con grupos que últimamente hasta lo acusaron de " hereje", Francisco contó que se tomó eso último "con sentido del humor". "Rezo por ellos porque están equivocados y vi pobre gente, son manipulados algunos. Vi quienes eran los que firmaban... No, en serio, sentido del humor y yo diría ternura, ternura paternal. Es decir, no me hiere para nada. A mí me hiere la hipocresía, la mentira, eso me hiere. Pero una equivocación así, donde incluso hay gente a la que le llenaron la cabeza... no por favor, hay que cuidarlos también, hay que cuidarlos".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.