Alemania espió a Hillary Clinton

Ocurrió cuando era secretaria de Estado de Obama
(0)
16 de agosto de 2014  

BERLÍN.- "Espiar a los amigos es totalmente inaceptable". Eso fue lo que dijo la canciller Angela Merkel, cuando admitió que había presentado una enérgica protesta a Barack Obama por los pinchazos de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) a su celular. Eso es lo que decía, pero no lo que hacía...

En un giro inesperado para Berlín, que criticó abiertamente a Washington por su espionaje a autoridades alemanas, el periódico Süddeutsche Zeitung reveló ayer que el Servicio de Inteligencia Federal alemán (BND) logró espiar, al menos una vez, el celular de Hillary Clinton cuando se desempeñaba como secretaria de Estado de Barack Obama.

Además, la inteligencia alemana recibió una orden perentoria de Berlín de espiar a un aliado de la OTAN.

El diario y las radios públicas NDR y WDR indicaron que la conversación de Clinton fue interceptada mientras estaba en un avión del gobierno estadounidense, pero no dieron detalles de dónde se encontraba o cuándo se realizó la grabación.

Esta información surgió de documentos que un doble espía del BND, que fue detenido en julio pasado, confió a la CIA. El hombre admitió haber entregado por lo menos 218 documentos a Estados Unidos en los últimos dos años, trabajo por el que recibió 25.000 euros de la CIA.

Fuentes del gobierno alemán desmintieron, según los medios, que haya habido un espionaje sistemático del BND a Estados Unidos y aseguraron que la conversación de Clinton fue captada "por accidente".

"No destruir la grabación de inmediato fue una idiotez", dijo una de las fuentes. Los medios, sin embargo, aseguraron que el caso de Clinton no fue el único, ya que en otras oportunidades se habrían grabado conversaciones de otros países aliados.

Las relaciones entre Estados Unidos y Alemania se vieron afectadas el año pasado por las revelaciones del ex contratista de NSA Edward Snowden de que Washington espió a autoridades alemanas e intervino el celular de Merkel.

La disputa volvió a surgir en julio , cuando el fiscal federal de Alemania arrestó a Markus R., un empleado de 31 años de la BND, bajo sospecha de ser un espía estadounidense. Ese espía es el que habría filtrado los detalles de la grabación de Clinton, dijeron los medios alemanes, sin citar una fuente para esa información.

Según los medios, las escuchas a Clinton fueron usadas por el gobierno de Washington como prueba de que los alemanes también espiaron a Estados Unidos, y la Casa Blanca se refirió al caso en discusiones recientes, incluida una entre el actual secretario de Estado, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier.

Lo mismo hizo Denis McDonough, jefe del gabinete de Obama, cuando se entrevistó en Berlín con el ministro Peter Altmeier: "No hay que hacer un escándalo de todo esto porque ustedes hacen lo mismo: escuchan a sus amigos", le habría dicho el emisario de Obama a Altmeier.

Agencias Reuters, DPA y ANSA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.