América latina se escandaliza, pero sigue sin asegurarle refugio a Snowden

Marie Sanz
(0)
5 de julio de 2013  

LIMA.- América latina se escandalizó por el errático rumbo al que fue sometido el avión del presidente boliviano, Evo Morales, en Europa, una situación que prueba lo difícil que será para el ex consultor estadounidense en seguridad Edward Snowden hallar refugio en esa región, estimaron varios analistas.

"Humillación", "delito", "falta de respeto", denunciaron con indignación gobernantes de varios países de la región, no sólo aliados del presidente boliviano, que además criticaron a Estados Unidos y Europa por las decisiones que afectaron el viaje de Morales.

A pesar de lo ocurrido, "parece muy poco probable que Snowden pueda ir a América latina", dijo Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un centro de investigación y análisis en Washington.

Ecuador, Venezuela y Bolivia "son países a los que les gusta desafiar a Estados Unidos, en el fondo se trata de un enfrentamiento ideológico", dijo Shifter, pero "al mismo tiempo, ninguno de ellos quiere romper sus relaciones con Washington".

"El precio a pagar sería demasiado alto" si se distancian, añade. "Los países latinoamericanos son conscientes del efecto devastador de una ruptura con Estados Unidos, sobre todo en términos económicos", acota Shifter.

En relación con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien tendió la mano a Snowden, Shifter dijo: "A él le gusta desafiar a los Estados Unidos y se ve como el heredero de Hugo Chávez, pero también es pragmático y se preocupa por el estado de la economía ecuatoriana".

"El timing de este caso no es bueno", concluye el presidente del Diálogo Interamericano al resumir la situación.

"En la práctica, si el avión oficial del presidente de un país es privado de autorización para sobrevolar un territorio, ¿por cuál medio Snowden podría viajar a América latina?", señaló por su parte Francisco Carrión, ex ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador.

"En términos pragmáticos, me parece extraordinariamente difícil que Snowden pueda llegar físicamente a Ecuador a pesar de existir convenios y una tradición muy fuerte en América latina a favor del derecho de asilo", dijo Carrión.

Por su parte, Patricio Navia, analista y profesor universitario chileno, resalta que varios países latinoamericanos se negaron "inteligentemente a tomar parte en esta controversia".

"Hay buenas razones para creer que Snowden debe ser protegido", afirmó Navia. "Pero -subrayó- ello crearía un peligroso precedente porque los Estados no quieren proteger a las personas que revelan los secretos de otros Estados y ellos podrían exponerse a convertirse en futuras víctimas de filtraciones."

El vuelo presidencial

Evo Morales llegó ayer a La Paz después de una parada en el aeropuerto de Las Palmas en las islas Canarias y otra en Fortaleza, Brasil, tras haber sido desviado y demorado en Austria, sospechado de transportar en su avión a Snowden, refugiado en el aeropuerto de Moscú.

Su avión partió de Viena, donde debió quedar detenido durante 13 horas después de que Francia, Italia, Portugal y España le negaron la entrada en el espacio aéreo por los rumores acerca de la presencia a bordo de Snowden.

"Fue casi como un secuestro de 14 horas", declaró el mandatario boliviano en una conferencia de prensa en el aeropuerto de Austria, acusando a Francia, Italia, Portugal y España de impedirle aterrizar.

Los países europeos involucrados en el veto fueron duramente criticados en América latina.

"Es de suponer que estaban bajo la presión de Washington", indicó el analista peruano Ernesto Velit.

Una de las consecuencias de esa actitud fue la quema de banderas francesas en La Paz por parte de un centenar de manifestantes, quienes arrojaron piedras contra la embajada de Francia, mientras que diputados bolivianos exigieron expulsar a los embajadores de Francia, Italia y Portugal.

En tanto, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) denunció "la peligrosa actitud de Francia y Portugal de cancelar los permisos de sobrevuelo de forma intempestiva" del avión presidencial boliviano, que volaba de Moscú a la capital boliviana.

Ayer, los presidentes de la Argentina, Uruguay, Venezuela, Ecuador y Surinam, miembros de la Unasur, viajaron a la ciudad boliviana de Cochabamba para expresar a Morales su solidaridad.

El caso "ha dañado gravemente las relaciones entre América Latina y Europa", dijo Velit.

"Este tipo de actitud arrogante de los gobiernos de Francia, Italia o Portugal no va a contribuir a un acercamiento entre la UE y América latina" en momentos en que la región "se está convirtiendo en un refugio para los inversores europeos", concluyó Velit.

Por: Marie Sanz

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.